Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Marcelo Longobardi

ESPECTÁCULO

«Desalbertizaría»: el insólito término que Marcelo Longobardi utilizó como advertencia

«Cristina va también por los albertistas que quedan, en un proceso que jamás hemos visto de cómo se le carcome el poder a un presidente de un país», explicó.

El reconocido periodista opositor, Marcelo Longobardi, se refirió junto al periodista de Clarín, Fernando González, a las consecuencias que tendrán las elecciones legislativas en caso de que el Frente de Todos sea derrotado nuevamente: «Podríamos deducir que una derrota electoral del gobierno desalbertizaría el gobierno y como consecuencia de lo cual lo cristinizaría».

En este sentido, amplió durante su editorial matutina en Radio Mitre: «Cristina va también por los albertistas que quedan, en un proceso que jamás hemos visto de cómo se le carcome el poder a un presidente de un país», mientras que el invitado añadió: «Es un proceso bien complicado. Cuando hace quince días los kirchneristas decían vamos a cambiar el gabinete, vamos a reemplazar varios ministros. Los ministros más cercanos al presidente decían recién en noviembre, ahora no vamos a hacer nada. Y pasó lo que pasó, pasó que cambiaron cinco ministros».

Al mismo tiempo, continuó: «Ahora lo que dicen es esto, todavía no terminó, vamos a intervenir más el gobierno cuando pasen las elecciones de noviembre. Tienen una perspectiva bastante negativa de lo que va a pasar el 14 de noviembre. Martín Guzmán, el ministro de Economía, es el que está primero de todos. Cristina hubiera querido cambiarlo después del resultado adverso de las PASO. Hubo gestiones, palabras, Máximo Kirchner, Sergio Massa, al mismo Alberto diciendo no nos conviene hacerlo antes de noviembre».

«La respuesta a Cristina, en el peronismo no hay nadie que se le plante, Martín Guzmán está discutiendo en términos de política fiscal…, le planteó que no hubo ajuste fiscal para él. Si el resultado es malo seguramente Guzmán se va a ir. A Kulfas siempre Cristina lo quería ver fuera del gobierno de Fernández. Después están los asesores, Juan Manuel Olmos que es un hombre de la justicia que Cristina siempre lo ha tenido en la mira. Y Gustavo Béliz que fue ministro de Néstor Kirchner en 2003 y tuvieron una pelea. Kirchner priorizó su relación con Jaime Stiuso y lo echó a Béliz del gobierno. Nunca se recuperó esa relación», explicó.

Por último, concluyó: «El kirchnerismo acusa a Béliz y Olmos de haber querido convencer a Alberto en esos tres días de cambio de gabinete, de convencerlo que rompiera, que le aceptara la renuncia a Wado de Pedro. Hay un nombre muy especial que es el de Enrique Pepe Albistur, que lo tiene marcado porque cree que fue quien le dijo al Presidente Alberto vos tenés la lapicera, hagamos un movimiento político y separémonos del kirchnerismo en esta instancia. Si hay una derrota tan contundente como fue la del 12 de septiembre no tengo dudas que va a haber un refuerzo del sesgo cristinista en el gobierno de Alberto Fernández».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados