Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Perú

MUNDO

Dos empresas argentinas renegociarán acuerdos sobre el yacimiento Camisea de Perú

El yacimiento produce de 43 a 48 millones de metros cúbicos al día desde dos bloques manejados por Pluspetrol y uno por Repsol.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, anunció que su Gobierno respetará el marco jurídico en caso de una renegociación con el consorcio privado que maneja el yacimiento gasífero Camisea, que incluye dos compañías argentinas, con lo que matizó la advertencia de su jefe de gabinete, quien causó un remezón al hablar de nacionalizaciones.

«En este Gobierno del pueblo estamos comprometidos con llevar gas barato a todos los peruanos. Cualquier renegociación se dará con respeto irrestricto al Estado de derecho y velando por los intereses nacionales. El Estado y el sector privado trabajando juntos por un Perú mejor», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter, informó Télam.

Todo comenzó con una publicación del jefe de gabinete, Guido Bellido en Twitter: «Convocamos a la empresa explotadora y comercializadora del gas de Camisea para renegociar el reparto de utilidades a favor del Estado. Caso contrario, optaremos por la recuperación o nacionalización de nuestro yacimiento», lo que desató reacciones políticas, empresariales y mediáticas.

El consorcio de Camisea está conformado por la empresa argentina Pluspetrol (27% de participación), la estadounidense Hunt Oil (25,4%), la surcoreana SK Innovation (17,6%), y la argentina Tecpetrol, la española Repsol y la argelina Sonatrach, con 10% cada una y es acusado por sectores peruanos de llevarse ganancias excesivas y no permitir que la población nacional tenga mejores precios de gas.

Castillo, del partido de izquierda Perú Libre (PL), prometió en su campaña «recuperar» el yacimiento y ponerlo al servicio de los intereses nacionales, lo que ha repetido ocasionalmente desde que asumió la Presidencia, a fines de julio, pero con matices de que no habrá expropiaciones y se respetará estrictamente a la empresa privada.

Camisea, en la provincia selvática La Convención, departamento de Cusco, produce de 43 a 48 millones de metros cúbicos al día desde dos bloques manejados por Pluspetrol y uno por Repsol. De allí, tras pasar por una planta que separa el gas líquido del seco, el producto recorre más de 500 kilómetros por un ducto hasta el puerto de Pisco, en el océano Pacífico, donde se fracciona para ir a Asia, Europa, México y al mercado interno.

El complejo, que comenzó a operar en 2004 tras dos décadas de negociaciones, produce 92% del gas natural de Perú y genera más de 40% de la energía eléctrica consumida en el país. «Expropiar Camisea le costaría a Perú no menos de 30.000 millones de dólares. Eso implica todo el presupuesto de los sectores Salud, Educación y Transportes», aseguró en una entrevista de televisión el presidente de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos, Felipe Cantuarias.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados