Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Máximo Kirchner

POLÍTICA

El kirchnerismo busca meter mano en el Presupuesto 2022 de Martín Guzmán: los cambios que impulsa desde el Congreso

Varios aspectos de la iniciativa del ministro de Economía no son bien vistas por el sector afín a la vicepresidenta.

banner

Si bien la crisis interna en el Frente de Todos parece disipada y hay acuerdo en disimular las diferencias de cara a las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre, el fondo del conflicto sigue latente. El mismo se sitúa en el rumbo económico que tomará el Gobierno nacional el año que viene a partir del Presupuesto 2022. En este sentido, desde el kirchnerismo buscan meter mano desde el Congreso al proyecto que envió el ministro de Economía Martín Guzmán.

Comandado por Máximo Kirchner, el bloque oficialista en la Cámara de Diputados busca imprimir modificaciones que den cuenta de un cambio en la orientación de las prioridades de la gestión, publicó NA. Por ejemplo, el proyecto enviado por el Palacio de Hacienda prevé un recorte en la masa de subsidios del 2% al 1,5%, lo cual derivará en un incremento de los cuadros tarifarios de energía, gas y transporte.

Esta situación ya había llevado la tensión al límite en abril pasado después del intento de Guzmán de echar al subsecretario de Energía, Federico Basualdo, por no alinearse con su objetivo de aumentar las tarifas a niveles cercanos al 30%. Frente a ello, el kirchnerismo jugó fuerte para retenerlo en su cargo y lograr que el incremento no superara un dígito. El presidente Alberto Fernández dio el brazo a torcer y Guzmán quedó desautorizado.

El otro capítulo de tensión entre el ala kirchnerista y Guzmán tiene que ver con el uso de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que el Fondo Monetario Internacional (FMI) envió al país, y que el ministro quería utilizar para pagar vencimientos de deuda. Pero hubo un amotinamiento por parte de la vicepresidenta y su entorno, que intentaron influir para que esos recursos se volcaran al gasto público frente al aumento de la pobreza.

Después de un tiempo, la propia Cristina Kirchner terminó cediendo, pero el conflicto quedó en el aire, y ahora parece repetirse en el debate del Presupuesto, ya que el texto de la “ley de leyes” incluye un acuerdo con el FMI. En tanto, la semana pasada, se cancelaron vencimientos de deuda con 1.880 millones de dólares provenientes de los DEG. Es por ello que el kirchnerismo busca condicionar a Guzmán para que logre un programa de facilidades de pago a 10 años con el FMI.

El Presupuesto también prevé una disminución del déficit fiscal al 3,3%, cuando en su revolucionaria carta Cristina Kirchner había cuestionado la política de cuasi déficit cero en medio de una pandemia y urgencias sociales apremiantes. Este pensamiento de la vicepresidenta quedó evidenciado luego del polemiquísimo audio de la diputada Fernanda Vallejos.

Entonces, esta semana será crucial para Guzmán, ya que se reunirá con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, con Máximo Kirchner y con autoridades y referentes económicos oficialistas para intentar acercar posiciones y lograr un proyecto lo más consensuado posible. Luego, el ministro dialogará con los distintos bloques de la oposición, que cuestionan el proyecto y sostienen que no tiene metas realistas, como por ejemplo la inflación del 33% para 2022.

Hasta el momento, desde la Casa Rosada solamente se anunció un incremento del piso del Impuesto a las Ganancias a $175.000, el aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVyM) a $32.000 en octubre y la posibilidad de retornar a una suerte de Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), con características menores a las del año pasado, donde la búsqueda era morigerar las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados