Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Papa Francisco

MUNDO

El papa Francisco se despidió de Eslovaquia con una misa para 50.000 personas

El pontífice visitó durante tres días Eslovaquia, después de pasar por Hungría en una visita fugaz de siete horas.

Con una misa al aire libre ante más de 50.000 personas, este miércoles el papa Francisco concluyó su viaje por Eslovaquia y Hungría, durante el cual instó a los habitantes de estos países europeos, de mayoría católica, a no cerrarse y a evitar el uso de la religión para la política.

La ceremonia se realizó en el Santuario de Nuestra Señora de los Siete Dolores en Sastin, cerca de la frontera eslovaca con la República Checa y Austria, tradicionalmente popular entre las mujeres en matrimonios difíciles. Tiene sus orígenes en el siglo XVI, cuando, según cuenta una leyenda, la esposa de un conde que la maltrató rezó a la Virgen para que le cambiara.

Una vez, cuando la echó de su carruaje tras una pelea, ella oró en ese lugar y prometió encargar una estatua en honor de la Virgen si transformaba al marido. Mientras caminaba a casa, su esposo hizo girar el carruaje, regresó a por ella y, llorando, pidió perdón a su esposa. La estatua de madera, conocida como la Virgen Dolorosa, fue sacada del santuario y colocada cerca del altar donde Francisco celebró el último evento de su viaje antes de volver a Roma.

Hoy en día, el santuario de Sastin recibe solicitudes de oraciones en línea, principalmente relacionadas con problemas familiares, como problemas matrimoniales. En la cruz, sobre el altar, se colocaron dos vigas de una iglesia destruida por un tornado que afectó a República Checa en el mes de junio, informó Reuters.

«Ha llegado el momento de despedirme de vuestro país. En esta Eucaristía he dado gracias a Dios, que me ha permitido estar entre ustedes y concluir mi peregrinación en el abrazo devoto de vuestro pueblo, celebrando juntos la gran fiesta religiosa y nacional de la Patrona, la Virgen Dolorosa», expresó el Papa al principio de la celebración.

Francisco, de 84 años y quien se ha mostrado en buena forma durante todo el viaje pese a su operación de julio, agradeció a los organizadores y a los fieles al concluir la misa. Durante su viaje de cuatro días, el pontífice advirtió contra la explotación de la religión por la política y criticó el prejuicio y la discriminación mientras visitaba el memorial del Holocausto y una comunidad romaní desfavorecida.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados