Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Juntos por el Cambio

SOCIEDAD

Escándalo: trabajadoras de la Ciudad denuncian que son «obligadas» a hacer campaña política para Juntos

Así lo afirmaron desde la organización «Defensoría de Laburantes», quienes llegaron a las declaraciones de trabajadoras de la línea 147.

Durante la campaña de vacunación se ha hecho muy conocido el famoso «bot» de la Ciudad de Buenos Aires, el cual servía para indicar turnos de vacunación contra el coronavirus, hisopados y temas relacionados con la pandemia. Junto a este funcionaba la línea 147, un call center que servía para los mismos temas, pero una organización denunció que se utilizó para trabajar en las campañas de precandidatos de Juntos por el Cambio, como Larreta, Vidal y Santilli.

La abogada Tamara Rossi, quien además trabaja para la organización denunciante «Defensoría de laburantes», explicó en diálogo con Radio Cooperativa que muchas personas se encuentran en esta situación de trabajar para una empresa tercerizadora del gobierno de CABA. «Esta empresa contrata a las personas y el gobierno porteño las contrata para que se comunique con los ciudadanos» e invitarlos por ejemplo, en nombre de Vidal, a tomar un café, contó Rossi.

«Esto lo hacen para proponer que las personas conozcan a los precandidatos» a través de un servicio que no tiene ese fin y es público, expresó la abogada laboral. «Acá hay un tema muy sensible que es la información privada de cada uno. Toda la información la toma el Gobierno de la Ciudad la toma para su campaña política», aseguró Rossi.

La denuncia de la Defensoría

Desde la página web de la organización «Defensoría de laburantes», aseguraron que «el 23/03 publicamos un informe que demostraba la situación de GIV S.R.L, call center licitado para el funcionamiento de la Línea 147». Contaron además que recientemente «comenzamos a acompañar el reclamo laboral de laburantes contratadas por las empresas GIV S.R.L y STELLA para trabajar en la campaña de Larreta, Vidal y Santilli».

También publicaron una supuesta confesión por parte de una trabajadora: “En el contrato no decía cuántas horas trabajamos, solo que ganábamos $23.000, cuando lo acordado era $80.000 para los que trabajaban 12 horas, y $65.000 los que trabajaban 10” – “ya sabíamos de dónde eran a quien llamábamos, pero si decíamos que sabíamos de dónde eran, nos suspendían”.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados