Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca

BOCA JUNIORS

Estaba todo acordado para que llegue a Boca, pero se cayó el pase y ahora será rival de Messi en Francia

Ahora el Xeneize deberá buscar otras opciones.

Durante el último mercado de pases Boca se movió y mucho para conseguir refuerzos después de lo que fue una sangría más que importante en el mes de junio. Fue así que se produjeron las llegadas de Norberto Briasco, Nicolás Orsini, Marcelo Weigandt, Luis Advíncula y Juan Ramírez. Sin embargo hubo un jugador que tenía arreglada su llegada, pero finalmente la operación se cayó, y ahora el jugador será rival de Lionel Messi en Francia.

Uno de los puestos donde más buscó variantes el Consejo de Fútbol fue en la delantera, y es por eso que tanteó a varios jugadores. El primero que buscó Juan Román Riquelme fue Roger Martínez, pero la negociación fue imposible por el precio del traspaso. Luego apareció como opción Miguel Borja, pero no se pudo arreglar el contrato, al igual que Franco Di Santo, quien no quiso bajar sus pretensiones respecto a lo que cobraba en San Lorenzo.

Fue así que con el correr de los días apareció un nombre que en la Argentina no se conoce mucho pero que en su país dio mucho que hablar. Juan Ignacio Ramírez, hombre surgido en Liverpool de Montevideo hace tiempo que venía figurando en los portales deportivos por su enorme cantidad de goles en el torneo uruguayo. Incluso llegó a estar a un paso de jugar la Copa América pasada para la Selección dirigida por el Maestro Tabárez.

El caso es que tanto el artillero de 24 años como su club buscaban realizar una transferencia, y desde el otro lado del Río de La Plata aseguraron que ya estaba todo listo para que llegue a Boca, con la compra de un porcentaje del pase por parte del Xeneize, para luego ser socios en una venta a futuro. Nada de esto sucedió, y en las últimas horas el Colo terminó de cerrar su arribo al fútbol europeo, más precisamente a la Ligue 1.

Ramírez se convirtió en nuevo futbolista del Saint Ettiene. Será a préstamo por un año, con una opción de compra de la cual no se especificó el valor. De esta manera, Boca se quedó con las ganas nuevamente de sumar a un goleador para que luche por un puesto en la delantera. Por ahora Sebastián Battaglia deberá arreglarse con Vázquez y Orsini, mientras el Consejo de Fútbol ya se mueve para lograr el arribo de un goleador en enero.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados