Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Miguel Ángel Russo
Miguel Ángel Russo, entrenador. Fuente: Boca oficial.

BOCA JUNIORS

«Este Boca no es el de Russo»: un elogio al equipo de Battaglia que se transformó en crítica al anterior DT

Un comentario picante para Miguel.

Miguel Ángel Russo se fue hace ya varias semanas de Boca pero su recuerdo sigue latente. Muchos hinchas del Xeneize terminaron desgastados con el ciclo del DT saliente. Ahora que llegó Sebastián Battaglia se renovaron las ilusiones, el equipo mejoró y las aspiraciones son otras, desde lo futbolístico y en cuento a los resultados. Y un elogio al «León» se transformó en crítica para Miguel: «Este Boca no es el de Russo».

Antonio Serpa, periodista partidario del Xeneize, opinó en TyC Sports sobre lo sucedido en el triunfo ante Colón. En primer lugar, destacó al delantero que marcó el gol de la victoria: «Orsini explota de felicidad, suelta en el grito la bronca contenido, el meo de elefante que bañaba se convierte en perfume francés y en ese instante sabe que se ha ganado el derecho legítimo de ser el 9 de Boca en el superclásico de la semana que viene».

«Cardona, más cercano al inexpresivo del partido anterior que al que se destacó contra Atlético Tucumán, apenas tuvo destellos en un taco que Pavón le devolvió y en una pelota pinchada que Orsini controló al revés», siguió el cronista. Y añadió: «¿Montes? No terminó de forzar al técnico a apostar por él en el clásico como sí hizo Molinas, que cambió el juego de Boca en minutos. ¿Por qué no podría Molinas ser el conductor de Boca? ¿Porque es muy pibe?».

Un elogio para Pavón

«Pavón aprovechó la chance, un cambio que responde a la lógica del rendimiento como para que el técnico se convenza de no darle bola al Consejo cuando le pide que jueguen los refuerzos: tienen que jugar los que mejor están», sostuvo Serpa. «Pavón fue el 7 bravo de otros tiempos, el jugador más peligroso de Boca, una versión más lúcida de ese corredor al que le medían la velocidad física y que hoy tiene velocidad mental», argumentó.

«¿Qué le faltó a Boca? El cambio de ritmo de Ramírez. Solidez por las bandas. Seguridad en su arquero. Pero tuvo personalidad, dominó un buen rato al campeón y apretó los dientes cuando hubo que defender. No está mal para un equipo en formación que sigue en busca de su identidad», sostuvo Serpa. Y ahí soltó: «Pasó una gran prueba. Y el domingo lo espera una súper prueba. Este Boca no es el de Russo: es otro. Veamos de qué está hecho».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados