Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Sebastián Vignolo
Sebastián Vignolo, periodista deportivo.

BOCA JUNIORS

«Fue una vergüenza»: Vignolo, indignado por lo que pasó en el último partido de Boca

El periodista y un fuerte descargo.

El sábado por la noche, Boca visitó a Atlético Tucumán en el Estadio Monumental José Fierro, por la fecha 12 de la Liga Profesional de Fútbol. El duelo fue trabado pero el Xeneize logró mostrar una buena versión futbolística durante gran parte. Y se llevó una importante victoria por 2-1 para seguir sumando en el certamen. Sebastián Vignolo, sin embargo, quedó indignado por algo que ocurrió: «Fue una vergüenza».

En «ESPN F90», el conductor comenzó un largo discurso. «Hay algo que me preocupa mucho más que un error arbitral, o que mil errores arbitrales, aunque sería bueno que no se equivoquen tanto. Pero ahí caemos en la frase común de que son seres humanos», señaló. «Podemos decir que conviven con el error. Pero voy a salir de los errores arbitrales. Porque me preocupa mucho más la falta de educación, que se naturalicen hechos terribles», mencionó después.

El «Pollo» se enfocó en los insultos racistas que recibió Luis Advíncula de parte de la platea del «Decano». Una imagen que ya se vio en todo el país. «Hechos que generan vergüenza. Yo no sabía dónde meterme, Latorre creo que tampoco. Nos sorprendió. Yo no quiero que se naturalicen más cosas en el fútbol argentino porque ‘es fútbol, el folklore, nosotros somos así’. «No, nosotros no tenemos que ser así», señaló el relator.

Duro con los árbitros

Vignolo responsabilizó al árbitro principal y a los dirigentes en general por no tener un protocolo para este tipo de situaciones. «Lo que pasó el sábado… Con una buena conducción y con árbitros preparados… No solo para corregir sino también para educar. No es solo ver si están las pelotas infladas sino tener las pelotas puestas para parar un partido cuando hay que pararlo. Lo que pasó fue una vergüenza», sostuvo.

«No podemos aceptar que en el fútbol argentino se grite cualquier cosa. El otro día hubo un grito racista. No importa si hubo uno, dos, diez o quinientos. Aunque sea medio», siguió el «Pollo». Y aseguró: «Un árbitro con las convicciones claras y alguien que le explique y le diga, tiene que parar el partido. Identificar a quién fue y que se vaya. Pensé que iban a emitir un comunicado los árbitros pero están en otra».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados