Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Inflación

ECONOMÍA

Inflación en agosto: los resultados de la estimación de una consultora que le da aire al Gobierno

«La inflación se comportaría en línea con lo observado en estos últimos dos años, incluso con menor dispersión», estimaron.

En un año en el que la inflación es uno de los principales problemas del Gobierno, una consultora determinó que durante agosto se ubicará «apenas unas décimas por debajo» del 3 por ciento, en un marco en el que mostró «cierta reducción hasta junio para después amesetarse». «El principal objetivo del Gobierno debería ser acelerar el desplazamiento hacia la izquierda de la distribución de frecuencias de la tasa de inflación», indicó.

«Esta menor volatilidad mensual de la inflación producto de los controles de cambios exige de una mayor dureza fiscal y monetaria para atacar el fenómeno, y a la vez estrategias que lidien con la inercia y las expectativas», consideró el estudio de Analytica Consultora difundido por NA y anticipó que «la inflación se comportaría en línea con lo observado en estos últimos dos años, incluso con menor dispersión».

Esta situación se daría luego de instalar los controles de cambios y una vez superados los impactos de precios asociados al acuerdo con el FMI. En este sentido, remarcó que estabilizar los precios desde una inflación consolidada como la actual «requiere, además, acuerdos políticos de múltiple espectro (con empresarios, con sindicatos, con movimientos sociales) y cierto grado de reformas estructurales que complementen la política económica».

«En una muestra más de sus habituales giros violentos, la economía argentina pasó de un régimen de tipo de cambio con flotación libre y flexibilidad absoluta en el ingreso y salida de divisas a un férreo control de cambios», analizó y sostuvo que ese cambio de régimen cambiario que se instaló desde fines de 2019 «genera una significativa concentración de la inflación mensual respecto de su valor central».

Por último, alertó: «Sin embargo, de no modificarse ciertas condiciones básicas, promete perpetuar una inflación alta y estable», y además pronosticó que, dadas las fuertes restricciones para generar dólares, «no parece factible el retorno inmediato a un régimen de plena flexibilidad cambiaria». «En consecuencia, la anatomía actual de la inflación se consolidará», calculó.

Por último, cerró: «En el corto plazo, el acuerdo con el FMI implicará seguramente ciertas correcciones de precios relativos, por lo que la distribución de la inflación puede volver a registrar extremos como los del período de flexibilidad cambiaria, y un nuevo corrimiento hacia la derecha de la distribución, quizás pasando de la zona del 3% al 3,5%», y concluyó: «Finalizada la etapa de reacomodamiento, no será posible volver a un régimen sin restricciones, ya que la etapa fácil de emisión de deuda pública en los mercados externos está agotada».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados