Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Pilará

SOCIEDAD

Inseguridad: maniataron a un juez laboral y su familia para robarles en un country de Pilar

“Nosotros no somos ni violadores ni asesinos, pero queremos que nos des la plata”, le dijeron los delincuentes.

Un grupo de delincuentes armados entraron a una casa dentro de un country de Pilar, en la provincia de Buenos Aires, donde un juez laboral nacional fue maniatado junto a su familia, para que los malvivientes escapen con dinero y un teléfono celular, dejando así otro hecho de inseguridad. El lamentable hecho sucedió a las 3 en el barrio privado Pilará, ubicado a la altura del kilómetro 53 de la Autopista Panamericana.

En este sentido, fueron efectivos del Comando Patrulla de Pilar quienes fueron al country luego de que se diera aviso al sistema de emergencias 911 sobre un asalto en la vivienda, según informó Télam. Los agentes determinaron que en una de las propiedades del barrio privado, cuatro personas armadas irrumpieron la vivienda y maniataron a un hombre de 60 años, a su esposa y a la hija de ambos de 13.

La víctima fue Alberto Calandrino, juez Nacional de Primera Instancia del Trabajo, quien fue entrevistado por TN luego del hecho e indicó que luego de sentir un «golpe en la cabeza» se despertó y más tarde notó la presencia de cuatro o cinco delincuentes, “totalmente vestidos de negro”. “Fueron directamente al dormitorio, trajeron a nuestra hija de otro cuarto», relató.

En detalle, el robo duró una hora y agregó: «Nos maniataron y nos pidieron plata de una forma muy violenta». Al mismo tiempo, reveló que los asaltantes le gritaron: “Nosotros no somos ni violadores ni asesinos, pero queremos que nos des la plata”. “Nos tiraron la casa abajo, revolvieron todas las habitaciones buscando una caja fuerte, nos preguntaron si tenía un arma”, comentó.

De esta manera, se concretó el segundo asalto en el country en los últimos tres meses y criticó fuertemente la seguridad privada. Los malvivientes le pidieron que  hicieran la denuncia dos horas después, “porque iban a entrar a robar a otra casa”. “Efectivamente fueron los delincuentes a otra casa, donde sonó la alarma y salieron corriendo”, expresó Calandrino, quien no es «una persona muy solvente económicamente”, y tuvo “terror” de que pudieran ajusticiarlo. Es que los ladrones solo sustrajeron de la propiedad 300 dólares, 1.500 pesos y un teléfono celular, tras lo cual huyeron.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados