Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Maxi Rodríguez

DEPORTES

La increíble confesión del arquero de México en el Mundial 2006: «Me despierto llorando por el gol de Maxi Rodríguez»

A más de quince años del partido por los octavos de final, Oswaldo Sánchez se sigue lamentando.

Maxi Rodríguez siempre será recordado con respeto en el país por su gran e inolvidable paso que tuvo en la Selección Argentina, donde no se convirtió en figura pero apareció en los momentos donde las papas quemaban, como en el Mundial 2006 o en 2014. Pero a más de quince años de su golazo a México en la cita mundialista, nadie iba a pensar en que el arquero Oswaldo Sánchez seguiría llorando cada mañana.

Jugaban Argentina y México por los octavos de final de la Copa del Mundo de Alemania 2006 y al término de los 90 minutos el encuentro concluyó 1-1, por lo que fueron al tiempo suplementario. El reloj marcaba 97´ 40´´ cuando Juan Pablo Sorín la cambió de frente para Maxi Rodríguez, que la paró de pecho y reventó el arco con un bombazo de volea con la zurda al ángulo derecho superior del mexicano Oswaldo Sánchez.

Con ese golazo, Maxi le dio a la Argentina el pase a los cuartos de final del Mundial y hasta el día de hoy los fanáticos siguen recordando la volea como uno de los momentos más épicos de los últimos tiempos de la Selección. Ya retirado del fútbol profesional, quien sigue padeciendo el gol es el arquero del conjunto mexicano dirigido por Ricardo La Volpe en ese entonces.

En una entrevista con La Saga, Oswaldo Sánchez confesó: «Me sigue doliendo, se los juro que de repente cuando sueñas te trasladas al tiempo y me despierto a veces llorando porque recuerdo esa imagen. Porque pudo ser algo trascendente. Fue el mejor gol del Mundial, nos eliminaron, pero yo había sacado pelotas más difíciles que esa».

«Para el portero es muy difícil reaccionar y cuando tu no ves salir la pelota desde que es pateada es más difícil y eso sucedió. Como Gonzalo (Pineda) se puso en la trayectoria del balón y el tiro de Maxi Rodríguez, pierdo esa milésima de segundo. Entonces ya no puedo dar ese pasito que me hubiera dado la posibilidad de sacar esa pelota», agregó el portero, lamentándose todavía a quince años del gol que le marcó un antes y un después en su vida.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados