La isla española de La Palma es declarada zona catastrófica por las erupciones del volcán Cumbre Vieja

Casi 600 casas, así como iglesias y plantaciones de plátanos fueron arrasadas por la lava.