Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Máximo Kirchner

POLÍTICA

Máximo Kirchner rompió el silencio tras la paliza electoral y la crisis del Gobierno

El jefe del bloque de Diputados del Frente de Todos respaldó a Cristina Kirchner y negó que haya intervenido en el armado del nuevo Gabinete.

banner

El jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, negó este domingo que los cambios del Gabinete hayan sido impulsados por la vicepresidenta Cristina Kirchner. «Los cambios y los nombres los define el presidente como lo hizo de 2019 en adelante«, enfatizó el referente de La Cámpora y defendió a la exmandataria: «Siempre ha sido muy responsable».

Luego de una semana agitada en la Casa Rosada, el hijo de la vicepresidenta analizó la derrota del oficialismo de las PASO y buscó quitarle «dramatismo» a la fuerte interna política que se desencadenó post elecciones. «Yo no sé quién eligió el tono melodramático de esto. Muchos compañeros pusieron a disposición su lugar. Alguien vio la oportunidad de armar una historia que nada tenía que ver con la realidad», subrayó en declaraciones a Radio del Plata.

«Nadie se excluye de las responsabilidades del ahora. Se generó un sainete desde algún lugar para buscar un pequeño rédito coyuntural que no iba a suceder. Se puso al Gobierno en un lugar que no tenía nada que ver con la realidad«, ahondó el legislador apuntado como uno de los artífices del movimiento que generó las salidas funcionarios albertistas. El primero en presentar la «renuncia» fue ‘Wado’ de Pedro, hombre de La Cámpora.

Por otro lado, insistió en que la vicepresidente no intervino en la designación de los nuevos ministros a pesar de que en la carta del último jueves propuso a quien, finalmente, fue designado como Jefe de Gabinete. «Siempre ha sido muy responsable. La figura de Cristina siempre ha sido a favor de las instituciones y lo ha demostrado. Se presentó en tres oportunidades como candidata, dos como Presidenta y otra como Vice y siempre ganó», agregó Kirchner.

En el mismo sentido, señaló que existe «una suerte de desprecio del sistema político y mediático (contra la vicepresidenta) que no sucede en las generalidades de la gente». Tras el planteo, busca dar vuelta de página y dejar atrás el conflicto interno para enfocarse en el futuro: «Eso ha concluido, eso ha pasado. El Presidente ha tomado las decisiones. Tenemos compañeros y compañeras al frente en diferentes lugares, habrá que acompañarlos y estar al pie de esta batalla que es sacar la Argentina adelante más allá de lo electoral».

Máximo Kirchner

El revés en las urnas

Si bien las tensiones dentro de la Casa Rosada datan de largo tiempo, la derrota en las elecciones primarias y, principalmente, la pérdida de un caudal de votos importantes respecto a las elecciones de 2019 fueron la gota que rebalsó el vaso. Sin embargo, Máximo Kirchner buscó bajarle un tono al señalar que «era una elección muy compleja y en una realidad muy difícil para todos los argentinos».

«Hubo que tomar medidas que fueron tergiversadas en los medios. El enojo transversal que tuvimos todos tuvo algún peso», continuó y reafirmó: «La sociedad dio un mensaje y hay que interpretarlo». A su vez, el referente de La Cámpora comparó el escenario con el 2009 cuando el expresidente Néstor Kirchner perdió contra Francisco de Narváez «tras irse del Gobierno con un 70% de imagen positiva».

Respecto a los motivos que, a su entender, impactaron en las urnas, el diputado del FdT hizo eje en que el peronismo «es una fuerza territorial y no mediática» que «se vio afectada por las restricciones». «Para nosotros la calle es todo. Hay que escuchar las críticas y agradecer el acompañamiento», excusó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados