Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jey Mammon
Jey Mammon

ESPECTÁCULO

«Mi papá me odiaba»: fuertes declaraciones de un invitado al programa de Jey Mammón

Se vivió un emotivo momento al aire.

«Los Mammones» es uno de los programas más visto de la noche de América TV de la mano de Jey Mammon. Este increíble ciclo suele llevar invitados de lujo como Carla Peterson, Edda Bustamante, Leo García y Emilia Attias junto a el Turco Naim. En esta ocasión el turno fue de Roberto Piazza quien relató una fuerte historia de su juventud.

Roberto Piazza tiene una carrera muy destacada y extensa como diseñador. Además de ser actor, cantante y escritor, vivió una dura infancia atravesada por el abuso sexual infantil y la violencia doméstica. Una vez que pudo independizarse, el diseñador emprendió viaje desde Santa Fe hacia la Capital Federal en donde logró cumplir su sueño.

“¿Es verdad, Roberto, que te negaste a venderle un vestido a Jennifer López porque pretendía quitarle el forro?”, preguntó Jey con su «pregunta al hueso». “¡Claro! ¿Por qué tiene que ser a pelo todo?. Montamos el showroom en la Melrose, y llegamos a un lugar donde tenían una ropa fantástica: vendían ropa de teatro para las stars. El tipo este que tenía el lugar me dijo: ‘La colección tuya que fue presentada en la embajada argentina de Los Ángeles fue maravillosa’. El tema es que había que dejarla en un lugar. Entonces hice un convenio con esta gente, que siempre vestía a celebrities”, respondió.

“Me llamaron y me dijeron que Jennifer López quería un vestido de gasa: divino, divino, divino, de gasa, muy retro, muy Hollywood, cerradísimo, pero forrado. Ella quería el mismo vestido, pero que yo le saque todo el forro. En otro momento de mi vida hubiera dicho que sí, pero en ese momento yo quería entrar en Hollywood para vestir a una mina un poco más distinguida y si bien a mí me encanta la López, yo digo: ‘Si yo entro ya vistiendo en pelotas a una mina, ya te califican mal. Y no es tan fácil la moda” explicó.

Lo cierto es que Roberto tiene la capacidad de encontrarle el lado bueno a lo malo. «Rober, ¿es cierto que te viniste a dedo en un camión a Buenos Aires?», preguntó directamente el conductor a lo que el diseñador respondió «exactamente. Yo me vine a dedo porque mi papá me odiaba porque era gay, porque soy gay. Por eso no me daba un mango y yo me tenía que venir porque mi pareja de ese momento se vino para Buenos Aires y yo dije ‘bueno, yo me voy'», comentó con cierta nostalgia.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados