Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Evelyn Von Brocke
Evelyn Von Brocke

ESPECTÁCULO

«No puedo aguantar»: destrozada, Evelyn Von Brocke decidió contar el drama que está viviendo

Lo contó todo delante de los televidentes.

Angustiada y conmocionada por lo que estaba viendo. Así se mostró en las últimas horas una de las integrantes de «Intrusos«: Evelyn Von Brocke. La reconocida periodista se mostró muy movilizada cuando en el ciclo que llevan adelante Adrián Pallares y Rodrigo Lussich en América TV, mostraron diferentes videos de reencuentros, en el segmento de «Los Escandalones».

Sucede que la rubia no pudo contener las lágrimas y con el paso de los minutos y de los clips que iban saliendo al aire, se la veían dolida y a la vez emocionada. Al darse cuenta de lo que estaba pasando, el conductor le preguntó sobre su estado y ella no dudó en responder. Delante de las cámaras y de cada uno de sus compañeras, aseguró que esto tiene que ver con su hija, Cocó Doman.

La joven de 25 años se encuentra viviendo en el exterior, y debido a las restricciones establecidas por la pandemia de coronavirus, los encuentros con su familia se han visto realmente afectados. «La extraño a mi hija, no puedo aguantar. Está en los Países Bajos, en Holanda. La pandemia hizo estragos. Uno los cría, les da la libertad pero los quiere para siempre. Es el nido vacío…», lanzó Evelyn Von Brocke.

Cabe recordar que hace algunas semanas, la periodista habló en el mismo programa sobre su relación con el padre de sus hijos, Fabián Doman, y de qué manera atravesó su escandaloso divorcio. «Fue una decisión mía ante una pregunta. Una pregunta que hay que hacerla. Lo enfrenté y le pregunté, ‘¿vos me amás?’. Es tan sencilla y estás como diez años para ver si vas a tener la valentía de preguntar. Empieza como un tartamudeo, un silencio eterno, porque el otro quisiera amarte como el primer día, y no está mal que sea sincero», apuntó.

«A veces uno intenta como último manotazo de ahogado irse de viaje… pero cuando volvés al día siguiente y empieza el no diálogo, no te mandó mensajes, no lo llamaste. Sufrí mucho. Cuando creés tanto en tu familia, aparecen nuevos dolores. Nunca había tenido el dolor de panza del desamor. Un dolor en el medio del pecho, una angustia, unas ganas de no querer respirar, de no querer comer. De nada, de ahogarte. Si vos no te amás no te va a poder amar el otro. Yo quise llorar y lloré tres meses», señaló Evelyn.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados