Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Miguel Torrén

DEPORTES

Torrén habló a corazón abierto y expresó su dolor tras la muerte de su hermano

El defensor sufrió muchas pérdidas en su vida.

Miguel Torrén, defensor y capitán de Argentinos Juniors, se convirtió en noticia en los últimos días y no por algo positivo. El futbolista sufrió la pérdida de su hermano, quien había sido baleado en Rosario, su ciudad natal. Para colmo, no es la primera vez que el jugador sufre una pérdida de este tipo, ya dos hermanos más también fallecieron hace algunos años. Después de pasar por todo esto, el zaguero del Bicho brindó declaraciones y abrió su corazón.

“El fútbol es mi cable a tierra, estoy pasando un momento difícil, se me vienen todos los recuerdos de mis otros familiares a la cabeza, pero la vida continúa. Tengo a mi esposa y mis hijos que me dan fuerzas para seguir”, comentó en primer lugar el jugador en diálogo con Olé. Al mismo tiempo agradeció el apoyo y la compañía en este momento tan duro, e incluso puso sobre la mesa un tema bastante delicado como el suicidio.

“Si estuviera solo creo que tomaría otras decisiones, pero sé que tengo que demostrarles a mis hijos que no hay que bajar los brazos, que hay que sacar fuerzas y seguir para adelante”, aseguró. La vida de Torrén nunca fue sencilla, y desde muy pequeño tuvo que empezar a convivir con la pérdida de seres queridos. De hecho, cuando solo tenía dos años de edad la que falleció fue su madre, a causa de un accidente doméstico.

“Son golpes durísimos. Es mi familia, por más que ahora esté lejos, las cosas te chocan. Nosotros tuvimos una infancia muy difícil, cuando tenía dos meses a mi mamá le agarró corriente con un ventilador de piso y falleció. Mi viejo nos tuvo que criar a los seis, se rompía el lomo laburando y después cada uno va creciendo, elige cómo vivir, qué quiere hacer de su vida y de su futuro”, comentó. Justamente su padre también falleció el año pasado por un problema de salud.

Por último, Torrén habló de la realidad que se está viviendo hoy en día en Rosario. “No se puede vivir, ya no es más como antes, hay mucha gente que hace maldades, no te podés sentar en la vereda a tomar mates con tu familia o una gaseosa con tus amigos porque puede pasar cualquier cosa y lo más triste es que nadie hace nada. Da mucha bronca la impunidad y así, lamentablemente, las cosas van a seguir pasando”, concluyó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados