Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Laurita Fernández
Laurita Fernández

ESPECTÁCULO

«Tuvo un accidente»: fuertísimo momento en Canal Trece por el recuerdo que paralizó a Laurita Fernández

Un programa realmente conmocionante

Se quedaron todos visiblemente movilizados ante semejante recuerdo de Gilda, a 25 años de su muerte. Esto ocurrió en «El Club de las Divorciadas», el ciclo que conduce Laurita Fernández a través de la pantalla de Canal Trece. Delante de cada uno de los televidentes, compartieron un informe donde destacaron la carrera de una de las artistas más queridas de la movida tropical. Un fuertísimo momento en vivo debido a todo lo que se mostró al aire.

«En su adolescencia estudió para maestra jardinera, tarea que desarrolló durante varios años hasta que su vida cambió por completo el día en el que en un aviso de un diario buscaban una vocalista para un grupo musical. Gracias a su talento y carisma se convirtió en la voz de una banda tropical. En ese tiempo conoció a Toti Giménez, el productor y tecladista que más tarde se convertiría en su pareja y sería clave para su impulso», afirmaron.

«En unos meses se convirtió en un éxito absoluto, cosechando discos de oro, de platino y doble platino. El 7 de septiembre de 1996, en un viaje a Entre Ríos junto a su banda, el colectivo en el que viajaban tuvo un accidente, un cambión los envistió perdiendo la vida Gilda, su madre e hija y tres músicos de la banda«, relataron sobre el terrible momento que protagonizó.

«Así se terminó la vida de Gilda a los 35 años, quien se convirtió en leyenda y que muchos comenzaron a adorar como una verdadera santa». sentenciaron. Fue la propia Laurita Fernández quien al abrir su programa de la fecha, aseguró que sería una emisión muy especial. «Hoy se cumplen 25 años de su partida, de su fallecimiento y la queremos homenajear, recordarla de la mejor manera», apuntó.

En horas de la mañana, Toti Giménez había dialogado con el Pollo Álvarez. «Yo no voy al cementerio nunca, he ido una sola vez hace muchísimos años. Por mi fe y mi creencia sé que las personas no terminan en un cajón ni en una tumba, seguramente están en un lugar mucho mejor cerca de Dios. Por eso no voy al cementerio… Gilda tampoco iba a ver a su papá que lo amaba, teníamos la misma creencia. Respeto a toda la gente que su acerca, que cree que ella es santa», afirmó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados