Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Brasil

SOCIEDAD

«Una puesta en escena»: Florencia Carignano apuntó contra el gobierno de Brasil por la interrupción del clásico sudamericano

Como contrapartida, Flavio Bolsonaro, hijo del mandatario del territorio brasileño, pidió «sanciones duras» para la Selección argentina.

Las expectativas deportivas estaban enfocadas en lo que ocurriría en el clásico entre Brasil y Argentina por la fecha 6 de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a la Copa del Mundo de Qatar 2022. Sin embargo, todo terminó en escándalo. Dos delegados de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) interrumpieron el encuentro a los cinco minutos del primer tiempo. Según señalaron, cuatro jugadores argentinos “llenaron” mal la Declaración Jurada. La directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, utilizó su cuenta de Twitter para cuestionar al gobierno brasilero.

“Todas las personas que ingresan a un país, también los jugadores de fútbol, al presentar su pasaporte a las autoridades migratorias, estas tienen las herramientas para trazar su procedencia. Si Brasil consideraba el país de dónde venían los jugadores argentinos como zona de riesgo, más allá del protocolo establecido por la FIFA, podría haber actuado en el momento del ingreso a su territorio. Esperar 3 días y meterse en el campo de juego suspendiendo un partido parece más una puesta en escena que una medida sanitaria”, explicó Carignano esta tarde en su red social.

En un comunicado, la Anvisa instó a las autoridades de Brasil a deportar a los futbolistas argentinos Emiliano Martínez, Emiliano Buendía, Cristian Romero y Giovani Lo Celso. “Cuatro jugadores argentinos ingresaron a Brasil incumpliendo las normas sanitarias del país al declarar supuestamente información falsa en un formulario oficial”, apuntó esta tarde. La cartera sanitaria indicaron que estos deportistas no informaron “haber pasado por ninguno de los cuatro países (Inglaterra, Sudáfrica, India e Irlanda del Norte) con restricciones en los últimos 14 días”.

Flavio, hijo de Jair Bolsonaro, utilizó su cuenta de Twitter para cuestionar a la delegación argentina y pidió “sanciones” para los jugadores de fútbol. “Los argentinos jugaron malas pasadas. Sabían que estaban infringiendo la ley brasileña, impidieron que Anvisa se fijara en ellos y, a la fuerza, subieron cuatro de Inglaterra. PF (Policía Federal) tiene que investigar quién no tomó medidas antes del partido y Argentina debería ser severamente castigada”, agregó el senador oficialista. En este contexto, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Claudio “Chiqui” Tapia, apuntó contra aquellos que aseguran que “mintieron” en la DDJJ. “Realmente me parece que no se puede hablar de ninguna mentira”, afirmó Tapia esta tarde.

“Vengo para que se entere nuestro país lo que ha sucedido, acá no busco ningún culpable, pero es muy triste lo que acaba de suceder, porque si pasó o no algo no era el momento para hacerlo y nos pone muy tristes”, expresó el entrenador de la Selección argentina, Lionel Scaloni, tras la interrupción del partido por parte de dos delegados de la autoridad sanitaria brasileña. “En ningún momento se nos avisó que no podían jugar el partido, el delegado de Conmebol nos dijo que nos vayamos al vestuario y no tengo mucho más para decir. Nosotros somos los damnificados, nosotros queríamos jugar al igual que los jugadores de Brasil”, afirmó Scaloni.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados