Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Juana Viale

ESPECTÁCULO

Conmoción en el ciclo de Juana Viale por lo que sucedió entre dos invitados: «Es una persona muy ambiciosa»

Las palabras de un invitado emocionaron a todos.

Como todos los fines de semana, Juana Viale llegó a la pantalla de Canal Trece, para continuar reemplazando a su abuela en sus históricos programas. Durante la edición de ayer, de «Almorzando con Mirtha Legrand«, se pudo ver una mesaza llena de artistas, entre los que se encontraban Dan Breitman y Julio Chávez. Entre ellos, se generó un amoroso ida y vuelta, recordando las épocas donde eran alumno y profesor de las clases de teatro.

Todo comenzó a partir de la pregunta de Juana Viale a Dan Breitman, sobre sus comienzos en el arte. Rápidamente, el actor contó que siempre quiso expresarse, sea a través del canto, el baile o el teatro. «Tuve una madre psicoterapeuta que se dedicó toda la vida a dar clases para chicos, de música, y me llevó a ver grandes espectáculos cuando yo era muy chiquito», compartió Dan.

Entonces recordó los espectáculos de Hugo Midón y expresó: «Cuando los vi quede maravillado. Fueron mis grandes referentes cuando era chico». Por lo que a los nueve años comenzó a estudiar en la escuela de Hugo Midón, pero a los 15 abrió la escuela de Ricky Pashkus y Julio Boca, y decidió unirse también. Por lo que contó, no había grupo de adolescentes todavía, así que hizo toda la carrera con adultos.

«En un momento hubo un problema con un maestro, no me acuerdo que pasó, pero si recuerdo que Ricky le pidió a Julio si se podía hacer cargo de las clases. Así que en cuarto año, la parte de teatro, la tuve con Julio. Yo tenía 16 años y no me voy a olvidar jamás de esas clases», expresó Dan Breitman, recordando aquellas épocas. Frente a esto, Julio Chávez, que se encontraba en la mesa, decidió compartir unas palabras sobre quien fue su alumno.

«Dan tiene algo muy atractivo para lo que es la expresión. Es una persona muy ambiciosa, pero nunca se aleja de su Yo. Entonces, ya de chiquito, siempre advertí que estaba muy cercano a su naturaleza. Todavía no tenía lenguaje para comunicarla, pero no se perdía de vista a él mismo, y eso es muy importante para un intérprete», compartió Julio. Luego de algunas palabras sobre su forma de actuar, Julio Chávez afirmó que, a pesar de los años, sigue siendo «el mismo Dan y está muy bueno». Conmocionado por las palabras de su profesor, Breitman expresó que «es divino lo que me decís».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados