Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rodrigo Lussich
Rodrigo Lussich

ESPECTÁCULO

«Es muy difícil pedirle a un adicto…»: fuertes declaraciones en el programa de Rodrigo Lussich

La actriz habló y eligió Intrusos.

La semana estuvo atravesada por la entrevista que realizó Mario Pentón a Mavis Álvarez, la joven cubana que mantuvo una relación sentimental con Diego Maradona cuando ella tenía 16 años y él 40. El desfile de allegados al círculo íntimo de Diego por los distintos programas de televisión continúa. Ésta vez fue el turno de Analía Franchín, ex pareja de Guillermo Coppola, quién habló en «Intrusos», ciclo que conduce Rodrigo Lussich junto a Adrián Pallares.

«Creo que hubiese estado bueno que ella pudiese exponer esto antes como para sanar su dolor con él, entre los dos, como pasó con Diego Jr. Lo que me conmueve de la nota es que hay un mix tremendo del daño que le hizo y del amor que le tuvo. Fue una relación tóxica», comentó Franchín desde un móvil y Pallares agregó «es como una especie de síndrome de Estocolmo».

«Las relaciones tóxicas, después de un tiempo cuando vos entendiste lo que es una relación tóxica, pudiste formar tu familia y seguir adelante en la vida, no podes recordar nada bueno de eso pero ella sigue hablando con amor en algún punto. Está diciendo ‘me dañó, me lastimó’ pero chicos, el infierno de las adicciones es tremendo y que ella haya estado metida ahí me parte el alma», explicó la actriz.

Karina Iavícoli, quien estaba remplazando a Virginia Gallardo, le preguntó si podría definir esa etapa en la vida de Diego en Cuba, «¿cuál sería? ¿era el descontrol absoluto o había fiestas todo el tiempo?». «Fiestas todo el tiempo no chicos, porque de hecho yo muchas veces he ido con él cuando jugaba al golf y se la pasaba todo el día ahí jugando. Fue la misma vida que tuvo en cualquier parte del mundo, con días buenos y días pésimos», respondió.

«Fue una época de mucha soledad, él estaba muy solo. Claudia lo acompaña a Cuba, lo acomoda, se queda un rato y todo pero a los dos días se entera que el pibe se está mandando una cagada, obvio que se va a cansar. Yo estoy dejando mi vida, estoy arrastrando a mis hijas, también uno espera el esfuerzo del otro aunque es muy difícil pedirle a un adicto que haga un esfuerzo», aclaró.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados