Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Vaticano

MUNDO

Escándalo en el Vaticano: juez ordena compartir información sobre casos de corrupción

La compra de un inmueble en Londres abrió una gran causa donde están implicadas diez personas, incluidas un cardenal.

El juez que encabeza el juicio a 10 personas acusadas de corrupción en el Vaticano, ordenó este miércoles que la fiscalía entregue más acceso a la evidencia a la defensa y que interrogue a los acusados a los que no se les dio el derecho a hablar previamente. El juicio gira principalmente en torno a la compra de un edificio comercial y residencial por parte de la Secretaría de Estado del Vaticano en Londres.

El presidente de la corte, Giuseppe Pignatone, respondió a una sorpresiva oferta que hizo la fiscalía el martes, en la que reconoció debilidades en su caso y dijo que estaba dispuesta a regresar a la etapa de investigación para llenar vacíos cuestionados por la defensa. Pignatone ordenó a la fiscalía que le diera a la defensa acceso a la documentación restante, evidencia, videos de interrogatorios y otro material antes del 3 de noviembre y aplazó el juicio hasta el 17 de noviembre.

Los abogados de la defensa manifestaron que estaban contentos con la decisión y expresaron que presionarían a la fiscalía para que interrogue a sus clientes sobre temas que no estaban cubiertos, antes de que se dictara una acusación formal el 3 de julio. Al fijar una fecha para la reanudación del juicio, Pignatone rechazó efectivamente una solicitud de la defensa para anular la acusación de 500 páginas, lo que habría acabado con el juicio actual.

Los abogados defensores ahora podrán ver videos de cinco interrogatorios a monseñor Alberto Perlasca, un exfuncionario del Vaticano que fue primero sospechoso y luego testigo estrella de la fiscalía. Hasta ahora tienen acceso a resúmenes escritos. Perlasca es el testigo principal en el caso contra el acusado más prominente, el cardenal Angelo Becciu, un otrora poderoso funcionario del Vaticano, informó Reuters.

La fiscalía ha acusado a Becciu, a otros exfuncionarios o empleados del Vaticano e intermediarios externos involucrados en el acuerdo de malversación de fondos, abuso de poder y fraude, entre otros cargos. Todos han negado cualquier ilícito. Becciu también está acusado de manipulación de testigos y sus abogados dijeron que tenían la esperanza de que ver las cintas respalde aún más su solicitud de que se retire ese cargo.

La Secretaría de Estado destinó más de 350 millones de euros a la inversión de Londres, según los medios del Vaticano, y sufrió lo que el cardenal George Pell, un extesorero del Vaticano, describió a Reuters el año pasado como «enormes pérdidas».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados