Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jey Mammon
Jey Mammon

ESPECTÁCULO

«Estamos en las manos de Dios»: el fuertísimo momento que paralizó a Jey Mammon en América TV

Se quedaron todos enmudecidos.

Fuertísimo. Así fue lo que sucedió en «Los Mammones», el programa que lleva adelante Jey Mammon en América TV, donde rompió el silencio nada más y nada menos que Justina Bustos, la reconocida actriz que decidió dar a conocer lo que vivió en África hace algunos meses. Esto comenzó cuando dio positivo de coronavirus, por lo que debió permanecer un mes en aislamiento dentro de un hospital.

«Nosotros fuimos a filmar una película, con un montón de presupuesto, a la isla Mauricio, que es un lugar paradisíaco en África. Fuimos dos veces: la primera vez todavía no había llegado el Covid. Cuando llega, tuvimos que huir, yo volví a Argentina, bien. Después, volvimos en medio de la pandemia, el año pasado en septiembre. Se abrió la isla para dos aviones y uno de ellos, éramos nosotros: todos el elenco de la película. Yo salgo de París con un Covid negativo, llego a Mauricio, piqui piqui, me hisopan, y al otro día me buscan: positivo», reveló.

«Me sacan de donde estoy, de repente. Lo hace toda una gente toda vestida de blanco y me llevan al hospital público de Mauricio, que no está en las mejores condiciones, para nada», lanzó Justina Bustos. «Si el país estaba casi libre de Covid, eras una amenaza para el territorio, básicamente», aseveró Jey Mammon. «Claro, totalmente amenaza», apuntó ella, quien continuó dando más detalles. «Ahí dije: ‘Bueno, está bien, me la banco, saldré a los 15 días’. La primera noche cae una mujer de la India, así, como en la penumbra. Y digo: ‘¿Qué hace esta mujer?’. Yo pensé que no estaba infectada», contó.

«Y esta mujer, viene, se sienta en una cama y me dice: ‘Estamos en las manos de Dios’. En ese momento de soledad, la miré y dije: ‘Bueno, genial compartir esta experiencia con ella’. Parecía muy buena esta mujer. Después terminó siendo Sarita y compartimos 25 días juntas. A mí me seguía dando positivo, era testeada cada tres días. Yo no tenía síntomas, ya tenía anticuerpos, estaba perfecta. Tenía muchísimo miedo, no nos trataban, directamente. El equipo médico cambiaba cada semana, no había una relación con ellos. Estuve 33 días ahí, mi mente empezó… Tenía que controlarla», lanzó.

«Lo que más tenía que controlar eran las emociones. Yo iba y les tocaba la puerta a los médicos, pero no venían. Hasta que uno aparecía y les decía: ‘¿Cómo hago para controlar mi mente? No puedo’. ¿Sabés qué me ofrecían, Jey? Pastillas para dormir y pastillas para estar despierta en el día. Obviamente que yo no las tomaba, pero a lo último sí. En mis momento de crisis, generalmente, agarro mi creatividad y me entretengo con eso. Empecé a filmar, la tenía a Yolanda que es muy atractiva, una mujer que te llama la atención cuando dice ‘hola’. Entonces, tengo nuestra etapa de felicidad, que es el primer viaje que hacemos a la isla. Y después viene la segunda temporada, cuando volvemos a la isla, el momento trágico», comentó Justina.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados