Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca
Boca, campeón de la Copa Intercontinental 2000.

BOCA JUNIORS

Fue campeón del mundo con Boca pero ahora está en la ruina por la pandemia: «Me quedé sin un peso»

La triste historia de un jugador que pasó por el Xeneize.

El fútbol puede llevarte a la gloria más completa y la vida, al mismo tiempo, hacerte vivir un infierno inolvidable. Esta es la historia de un jugador profesional que pasó por Boca y tuvo el privilegio de ser campeón en seis oportunidades, incluidas dos Copas Libertadores y una Copa Intercontinental. Pero que ahora está sin trabajo y quedó en la ruina por culpa de la pandemia: «Me quedé sin un peso».

José Pereda jugó en el Xeneize entre 1998 y 2001 y fue campeón de todo. Ahora, con 48 años, vive un presente difícil. «Estoy desocupado por culpa de la pandemia. Me quedé sin trabajo el año pasado. Voy a encaminar unos proyectos personales referidos al fútbol, pero todavía no los tengo claro. Todo se complicó por el tema de la pandemia, entonces tengo que rebuscármela. Trato de hacer lo que se pueda», manifestó el peruano.

«Trabajé en el fútbol durante 10 años como coordinador de las divisiones menores del club Universidad César Vallejo, pero el año pasado me quedé sin trabajo», continuó el «Chino». «Hay que trabajar porque tengo muchos gastos. Tengo que pagar la casa, los impuestos y la universidad de mis hijos, además de la gasolina y la comida diaria. Siempre es importante trabajar porque tengo muchos gasto», agregó.

Una dura historia en 2011

«En la actualidad, los futbolistas ganan otro dinero que es muy distinto a cuando yo jugaba. Me hubiera gustado jugar en esta época. Qué lindo sería», deseó Pereda. Y recordó una historia dura que vivió antes de irse de Boca: «Tuve varias propuestas para seguir en Argentina, pero llegó el corralito del 2001 y perdí mucha plata. Me mocharon un montón de dinero. Perdí una cifra significativa y me quedé sin un peso».

«Entonces, me pregunté: ‘¿Que voy a hacer acá? Para perder plata me voy a Lima y no vuelvo más’. Me fui para Perú porque estaba muy complicada la situación. Encima, nos cobraban un impuesto sobre las ganancias», detalló en Infobae. «Tuvimos que hacer maravillas con mi familia para poder recuperar algo de dinero. Fue muy complicado vivir ese momento. Por culpa del corralito me fui de Argentina. Me llamaron de Universitario de Deportes, donde jugué durante cinco años. Luego, me fui a Cienciano y ahí me retiré», cerró.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados