Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Planes sociales

SOCIEDAD

Intenso debate: los motivos por los que Argentina no crea nuevos puestos de trabajo

Jóvenes, empresarios pymes, integrantes de la CTA y otros actores discutieron acerca de las dificultades para conseguir un empleo en el país.

Una de las principales preocupaciones de la Argentina es la creación de puestos de trabajo y el gran interrogante es cómo se hace para lograr mayor empleo genuino. Ayer en el programa Fuego Amigo, de canal 9, distintos actores explicaron su postura. Horacio David Meguira, director jurídico de la CTA Autónoma, fue el primero en tomar la palabra e hizo hincapié en la necesidad de establecer una mesa de diálogo entre los distintos sectores.

En ese sentido advirtió que si «en una situación de crisis como la actual, no se da el diálogo, este va a ser reemplazado por medidas unilaterales o de represión». Luego, Ándres Hatum, profesor en Management y Organización, se centró en la situación de las medianas y pequeñas empresas y en un sincericidio, aseguró: «Yo no quisiera ser empresario pyme en la Argentina» debido a todas las trabas que una persona debe sortear para poder poner en marcha su emprendimiento.

Además, afirmó que con la ley laboral actual más la «presión» de los sindicatos, «tomar una persona es un ancla». Por su parte, Federico Cuomo, empresario pyme, aseveró que «Argentina lo que viene perdiendo hace años es la cultura del trabajo» y en coincidencia con Hatum, sostuvo que ser un empresario pyme en nuestro país es un trabajo de «doble riesgo», debido a que, «no hay un marco claro de reglas».

Luego, el programa le dio la voz a los jóvenes y Moisés Santini, de 28 años, apuntó contra los empresarios y criticó que sean «tildados como los pobrecitos», ya que, «los que la pasamos mal somos los trabajadores». Al ser consultado sobre su experencia laboral contó que si bien «el mejor trabajo que tuvo fue en el Estado, al estar terciarizado como monotributista, eso hizo que lo pudieran despedir sin indemnización, sin nada»

Para concluir, Gabriela Sironi, también de 28 años, precisó que «su último trabajo registrado fue en el 2016 en comercio» y agregó que a partir de ahí «fueron changas y changas»: «Es más, durante la pandemia, tuve que vender tortillas porque no tenía cómo pagar el alquiler», remarcó y cerró: «La realidad mía y la de Moíses es la de miles de jóvenes que andamos rebotando de trabajo en trabajo sin derechos».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados