Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jorge Lanata
Jorge Lanata

ESPECTÁCULO

«La enfermedad que padezco»: impacto en Radio Mitre por lo que se comunicó en el programa de Jorge Lanata

Lo contó todo delante de los oyentes.

Fuertísimo. Así fue lo que se vivió en «Lanata Sin Filtro», el ciclo que lleva adelante Jorge Lanata a través de Radio Mitre, donde dialogaron nada más y nada menos que con Chano Moreno Charpentier, el reconocido músico que se encuentra recuperándose tras el episodio en el que recibió un disparo, por lo que debió ser intervenido de urgencia luego de que varios de sus órganos se vieran comprometidos.

«Tengo 40 años y cuando consumía terminaba muy mal, al borde del un brote psicótico, desde una semana antes no me acuerdo nada. De hecho, la última vez que vine acá te mentí, dije que estaba bien, pero ahí hubo varios días que no se qué pasó. Unos días antes me interné, no le dije a nadie. Me interné muchas veces, el consumo era triste, no era algo de fiestas, social ni nada, consumía solo y estaba paranoico pensando que había gente en mi casa, consumía llorando, llamaba al dealer diciendo no quiero más esto para mí. Cuando estás con el consumo activo es difícil parar solo, parás con una tocada de fondo y tuve varias, pero esta vez no me acuerdo nada», comenzó asegurando.

Ante la mirada atenta de Jorge Lanata, Chano continuó con su relato. «Me acuerdo que me despierto atado, las muñecas contra la cama, no recordaba nada y quería que me suelten, me fueron dando medicación para calmarme, lo mandaron a mi hermano Bambi a contarme, es una de las personas que más quiero y no podía creer cuando me contaba lo que pasó, no lo creía, pensé que era algo que me dijeron para que parara de consumir. Desde las semanas antes no recuerdo nada, llegué a casa y empecé a ver objetos que había comprado que no reconocía, me contaron lo del tiro, la secuencia, me contó cosas mi médica en quien confío y a quien le contaba cuando consumía y no podía parar. Me contaron que estaba intubado y ella se acercaba y yo lloraba. Soy una persona buena, está mal que lo diga yo, pero no tengo relaciones conflictivas cuando no consumo», aseveró.

«Padeciendo la enfermedad que padezco, y le digo enfermedad porque hay gente que no entiende que lo es, igual que la obesidad, hay gente que sufre y te estigmatizan por ser estrella de rock, camarines y nada que ver, los camarines están poblados de gente sana. Yo me quería lastimar a mí mismo, es una pulsión que hace mi cabeza. El deseo de un adicto es consumir y contarlo. Ahora todo lo que hago lo pongo en duda, no sé qué me hace bien y qué me hace mal. Ahora vivo en una estructura muy rígida que me hacía falta la verdad. Hay gente que puede parar, yo estoy agradecido a la enfermedad que tengo porque hay personas que no llegan a consumir y viven de manera compulsiva sin darse cuenta que tienen una enfermedad que tratar y esto me permitió conocerme», manifestó.

«Le hice una canción a mi mamá durante este tiempo. En la internación extrañás y es romántico, dormía en cama cucheta y la gente escribe en las camas mensajes: ‘la conc… de la lora, no aguanto más, me quiero ir a la mierd…’, decía uno y otro ‘sabia que sabrías que volverías a mis sueños’, y empecé a rezar. Me conecté con eso porque una terapeuta me dijo ‘hacete cargo de tu milagro y si tenés que hablar de que te comiste un pan de más, hablalo’. Porque ahí hay que desayunar puntual, te dan un pucho cada dos horas y si no llegás a horario te lo sacan y te querés matar», sentenció.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados