Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Nueva Chicago

POLÍTICA

La insólita explicación del Movimiento Evita sobre la masiva convocatoria del acto en Nueva Chicago

Fernando ‘Chino’ Navarro negó la presencia de 40 mil personas y apuntó contra la Ciudad de Buenos Aires.

banner

El dirigente del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro, señaló que la organización del acto de este jueves en el Estadio de Nueva Chicago la “terciarizaron a una productora” y negó que hayan participado 40 mil personas. En este marco, apuntó contra el revuelo mediático y judicial que generó la masividad del evento y habló de intenciones políticas detrás de la apertura de una causa: “Hay una mano negra para jorobar en la decisión de la Justicia”. 

“Fue una asamblea donde se convocó militantes para charlar la necesidad de trabajar todos juntos y priorizar la unidad, para remontar la elección de las PASO”, comenzó la explicación el secretario de Políticas Parlamentarias, Institucionales y con la Sociedad Civil de la Jefatura de Gabinete en declaraciones a Radio La Red. Además, al ser consultado por la presencia del presidente Alberto Fernández subrayó que “la idea era que todo el Frente de Todos estuviera presente”. 

No obstante, el foco del descargo de Navarro se posó sobre la organización del acto y subrayó que el evento “estaba hablado” con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires quienes habrían dado el aval con determinada cantidad de aforo. “De palabra, nos dijeron ‘hagan el acto, pero no tiene que haber más de 15 mil personas’”, manifestó el dirigente social y remarcó que la Policía de la Ciudad estaba presente “en cada puerta del estadio” de Nueva Chicago. 

Tras ese acuerdo, insistió, las organizaciones “terciarizaron” la organización a una productora. “Hicimos el permiso de habilitación, pero el problema es que no está previsto el aforo para actos políticos”, argumentó y aclaró que “no había 40.000 personas, eso fue un exceso de la locutora, había 15.000 como nos permitió la Ciudad”. Luego, aportó: “Todo esto habla mal de la Ciudad. Si (Horacio Rodríguez) Larreta es tan eficiente, si había una irregularidad, no debería haber dejado que el acto se hiciese”. 

Tras la polémica que generó la cantidad de personas presentes, la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires abrió una investigación para determinar si se violó el aforo en el acto. La fiscal Celsa Ramírez, de la fiscalía especializada en eventos masivos del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, intervino de oficio y dispuso el allanamiento y la clausura de la cancha del equipo de Mataderos tras el aval del juez Javier Alejandro Buján. “Si sabía que había estos problemas, yo el acto no lo hacía”, concluyó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados