Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Policía de la Ciudad

SOCIEDAD

«Los mato»: el dueño de un bar despidió a un empleado y tomó de rehenes a dos Policía de la Ciudad

El hecho sucedió este mediodía en un local gastronómico del barrio porteño de Palermo.

Mediodía de terror en un bar de Palermo en la Ciudad de Buenos Aires. El dueño de un local de comida árabe de ese barrio porteño, identificado como Ahmed Barhich, de 32, despidió y discutió con un empleado, conocido como Alexis Ángel Jara, de 26 años. Luego amenazó y tomó como rehenes a los policías que acudieron al local por los incidentes. “De acá no se va nadie, los mato”, habría amenazado el propietario de “Al Árabe” a los efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

De acuerdo a la denuncia, “el personal policial es advertido por el Departamento de Emergencia Policiales por una incidencia. Cuando arribaron al lugar, reconocieron que se trataba de un local gastronómico de nombre de fantasía ‘Al Árabe’. Los uniformados se entrevistaron con un masculino refiriendo ser exempleado del local. Este había mantenido una discusión con el dueño del local, el cual momentos antes lo había despedido”, añadió el documento oficial que se dio a conocer este viernes.

Tras este diálogo, los efectivos de la Policía de la Ciudad “ingresan al local, momento en el cual el dueño (Ahmed Barhich), comienza a increpar al personal policial refiriendo a viva voz: ‘De acá no se va nadie, los mato’, ‘Si quiero los mato porque es mi local’. El propietario del local gastronómico y señor Mhe Ali cerraron con llaves las puertas del mencionado establecimiento, impidiendo la salida del mismo al personal uniformado, en función a la circunstancia solicita apoyo por frecuencia concurriendo varios móviles”.

Los refuerzos logran “que el personal policial que se encontraba en el interior salga del local. Se deja plena constancia que a raíz de la rotura de un vidrio se lesiona personal policial en su mano derecha y antebrazo. Este uniformado tuvo que ser trasladado al Sanatorio Güemes. Se encuentra fuera de peligro. Los efectivos policiales no solicitaron el Same, ya que los participantes se negaron a recibir la asistencia. Se deja constancia que no presentan lesiones”, agregó la denuncia dada a conocer esta tarde.

La jueza Elizabeth Paisan, a cargo del Juzgado Criminal y Correccional 12, dispuso la detención tanto del dueño del local como del empleado que cerró las puertas con llave. Además, Paisan ordenó que se labren actuaciones por «privación ilegítima de la libertad» y «amenazas simples».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados