Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Luis Novaresio

ESPECTÁCULO

«Muerta»: conmoción por una figura en el ciclo de Luis Novaresio

Impactantes confesiones.

El abogado y periodista Luis Novaresio, quien conduce el programa de entrevistas y debate «Debo Decir», vivió un momento fuerte con las declaraciones que hizo una reconocida figura sobre su pasado. Se trató de Nazarena Vélez, quien contó detalles escalofriantes sobre sus inicios en el modelaje y las adicciones anoche en el ciclo de América TV.

Mientras hablaban sobre lo difícil que es rechazar un trabajo, Novaresio fue con una pregunta al hueso cuando le consultó si en algún momento sintió que se iba a morir: «Fue cuando dejé las anfetaminas. Me me quedé tirada en la cama y me quería levantar, pero no me podía mover. La cabeza me funcionaba y el cuerpo no. Sentía el corazón: ‘¡Tun, tun, tun!'», recordó la actriz.

«Me acuerdo que los nenes estaban en el colegio y dije: ‘¡Ay, me van a encontrar muerta acá!. ¡Dios mío!’. Todo por haber tomado anfetaminas. Yo me drogaba, eso era. Las anfetaminas son droga. Me acuerdo que cuando me agarró como un pre infarto o no me acuerdo como se dice, el médico me dijo: ‘Hacé de cuenta que tenés treinta líneas de cocaína en el cuerpo'», agregó.

Luego confesó que recurrió a la automedicación «para estar flaca»: «Pertenezco a una generación donde la gordofobia era muy grande, lo sigue siendo. Cuando era chiquita veía los programas y el gordo era el boludo. Era fuerte. Y yo, de chiquitita, era gordita. Además, en el colegio los chicos son muy crueles. A los 14 dije ‘esto es lo que quiero’. Ahí es cuando empiezo a trabajar como modelo», dijo.

«Para mí era una necesidad trabajar. Así que en el primer comercial que quedé me dijeron ‘sos divina, tenés que bajar tres kilos o cuatro’. Era un miércoles y el sábado grababa. ¡Y yo no quería perder la plata! No tenía la ilusión de ser modelo, pero quería laburar. Así que a esa edad, chiquita, me fui a la farmacia a comprar laxantes y diuréticos. ¡Era la única manera!», agregó Vélez.

«Me pesó mi parte de mamá. Yo, de verdad, me considero una muy buena madre. Yo doy todo por mis tres hijos. Los amo con locura. Entonces, cuando sentí que me estuve por morir y después los médicos me lo confirmaron, dije ‘¡wow! ¿Yo me creo buena mamá? ¿Mirá si mis hijos me encontraban y decían ‘no, se pasó de pastillas’. Yo no quiero eso», concluyó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados