Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Guillermo Barros Schelotto
Guillermo Barros Schelotto, ídolo de Boca.

BOCA JUNIORS

«Nunca lo imaginé»: la confesión de Guillermo Barros Schelotto sobre su paso por Boca

El entrenador y un recuerdo especial.

Guillermo Barros Schelotto es uno de los grandes ídolos históricos de Boca. Primero fue un héroe como futbolista, formando parte de un plantel que ganó todo. Y luego se destacó también como director técnico, donde fue campeón pero su ciclo se empañó por la derrota ante River en la final de la Copa Libertadores 2018. Años después de su salida, el Mellizo ahora soltó una confesión importante: «Nunca lo imaginé».

Recordando su etapa como jugador, Guillermo dejó en claro que no soñó con tanto éxito en tan poco tiempo cuando se dio su llegada a Boca. «Nunca imaginé lo que vivimos. Era un desafío profesional y la verdad que superó lo que yo había pensado y soñado cuando fui a Boca. Jugar 10 años y todo lo que logramos fue soñado e increíble, pero es parte del trabajo, la vida y lo que uno peleó para conseguir», manifestó.

Además, recordó que su relación con Martín Palermo empezó mal, cuando eran jóvenes y representaban a Gimnasia y Estudiantes, respectivamente. «En el primer partido de Quinta, perdíamos y éramos visitantes en City Bell y se armó una pelea entre todos los que estaban ahí. Ya habían arrancado las diferencias en el colegio, él iba un año más abajo y después las diferencias en el torneo interno del colegio la pasamos a los clásicos de inferiores y después maduramos los dos. Hay una foto en la que hasta no nos miramos», mencionó.

La relación entre Guillermo y Palermo

«A mí me compran el jueves y a él el viernes. No me acuerdo quién no sabía llegar a Empleados de Comercio y en la autopista él quedó atrás mío y lo vi por el espejito y lo saludé», rememoró Guillermo sobre la llegada de ambos a Boca. Y agregó: «Me hizo seña de seguí que es por acá y llegamos una hora antes los tres, junto con Gustavo. Estuvimos solos los tres. No había teléfono, así que tirabas un comentario y por ahí no hablábamos. Los dos fuimos inteligentes y muy respetuosos del otro».

En una entrevista concedida a «Gimnasia Una Pasión» (La Cielo, 103.5), Barros Schelotto reconoció que jamás imaginó que iba a terminar siendo gran amigo del «Titán». Pero que ocurrió poco tiempo después del arribo de los dos al Xeneize: «Cuando nos compra Boca, un amigo mío se agarraba la cabeza y decía que no iba a gritar los goles cuando le tire ‘los centros a ese’. Pero después yo conocí a algunos amigos de él y él a mis amigos».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados