Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rugbiers

DEPORTES

«Profundo dolor»: conmoción en el deporte argentino por la muerte de un jugador durante un partido de rugby

Lucas Pierazzoli, de Hurling Club, perdió la vida a los 28 años luego de una jugada en un partido.

La noticia que nadie esperaba llegó y todo el mundo del deporte argentino quedó conmovido por el fallecimiento del rugbier Lucas Pierazzoli luego de los golpes que sufrió en un partido del domingo y que le provocaron fracturas en dos vértebras y un edema cerebral. Tras pasar algunas horas en el Hospital Posadas, el jugador de 28 años murió cerca de la medianoche.

En El Palomar, SITAS recibía a Hurling Club por la Primera División B del torneo de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA). Y faltando solamente tres minutos para el final, en el marco de un ruck, Lucas Pierazzoli sufrió un golpe en la zona cervical y quedó desplomado en el piso. Rápidamente, todos entendieron que se trataba de algo grave y los médicos de ambos clubes comenzaron a hacerle RCP durante 40 minutos hasta que fue trasladado al Hospital Posadas, donde falleció horas más tarde.

La muerte de Pierazzoli generó un profundo dolor en el mundo del deporte y muchos de los clubes tuvieron un gesto admirable. El martes por la noche, más de 600 personas, entre jugadores, ex Pumas y dirigentes de la URBA se hicieron presentes en el entrenamiento de Hurling para acompañar al club y a la familia en el duro momento que están atravesando. Hasta incluso algunos de los equipos suspendieron sus entrenamientos y se dirigieron en micros hacia Hurlingham para estar con el plantel superior y sus seres queridos.

El comunicado de la UAR

A través de un posteo en su cuenta de Twitter, el ente que rige el deporte a nivel nacional lamentó la pérdida del joven de 28 años: «La Unión Argentina de Rugby despide con profundo dolor a Lucas Pierazzoli, jugador de primera división del club Hurling. Nuestra institución acompaña a los familiares, amigos y seres queridos en este triste momento. Recordamos a Lucas del mismo modo que lo hicieron quienes tuvieron la fortuna de conocerlo: como un amante del rugby que disfrutaba del deporte cada día, reconocido dentro y fuera del campo de juego, tanto por sus compañeros como sus ocasionales adversarios deportivos».

El gesto de la familia luego de la muerte

Los seres queridos de Lucas Pierazzoli decidieron hacer realidad la voluntad del jugador: donaron sus órganos. «Siempre ayudó a la gente, siempre se preocupaba por quienes lo rodeaban, pero también por muchos a quien no conocía, por eso esto es lo que él hubiese querido y estaría muy feliz al saber que alguien vive en parte gracias a él. Ahora sabemos que sigue viviendo en otras personas«, comentó su hermano Mateo en una entrevista en TN.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados