Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Abel Pintos

ESPECTÁCULO

«Quedó inconsciente»: Abel Pintos paralizó a Juana Viale con lo que decidió contar en su programa

No se guardó absolutamente nada.

Se trata, sin lugar a dudas, de uno de los artistas más reconocidos de nuestro país. Desde hace años, Abel Pintos se encarga de conquistar al público con su forma de ser y sus canciones tan movilizantes. Pero lo que nadie esperaba, era que el artista se confesara como nunca antes en el programa de Canal Trece, «Almorzando con Mirtha Legrand», bajo la conducción de Juana Viale.

«Cuando yo empecé a cantar, yo no soñaba con lo que vivo día a día», manifestó al hablar de su música. Pero el momento más fuerte, llegó cuando la morocha le preguntó si era cierto que le gustaba el heavy metal. «Me encanta. Es un género que ha luchado mucho por un reconocimiento dentro y fuera de la Argentina. Los admiro mucho”, aseveró sin rodeos ni tapujos.

Fue en ese momento, cuando decidió dar a conocer lo que atravesó en uno de los recitales a los que asistió, donde uno de sus amigos tuvo un accidente. «Se quedó inconsciente. Durante la noche lo perdí y cuando lo encontré ya había perdido el conocimiento. Fue una locura eso», reveló. Además, en otro pasaje del programa, Abel Pintos también hizo referencia a su reciente casamiento, delante de Juana Viale.

«En realidad fue la tarde de un día en que me levanté y digo qué hago sin pedirle matrimonio, qué hago sin estar casado con ella si ya sé que quiero vivir con ella toda mi vida. Y entonces me levanté, y en el desayuno le dije a mi suegra, necesito que me acompañes, necesito que me lleves a algún lugar porque quiero comprar una alianza. Y nos fuimos esa tarde a comprar una alianza, y yo escondiéndome de Mora porque no quería que me pregunte a dónde iba, y no quería mentirle. Entonces, escondiéndome y nos fuimos», comentó.

«Y ahí llegué y me dice mi suegra, bueno, ¿vamos a hacer una cena, algo?, y le digo no, ahora mismo. Y ella estaba preparando mate, me senté, me tomé unos mates para calmar la ansiedad, salimos a caminar y en un momento ahí en el parque le dije. Y nuestra hija, Guillermina, presintió algo de todo esto y desde la cocina se puso a filmarnos, entonces lo agarró justo, ni que se lo hubiese pedido, ni que lo hubiésemos producido, espectacular. Eso es una planta, porque está escondida atrás de la planta, filmándonos. Y bueno, yo ahí me arrodillé y le pedí que se casara conmigo», aseveró Abel.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados