Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Martín Guzmán

POLÍTICA

Se desinfla la proyección de crecimiento para la economía argentina y advierten por el impacto de la emisión

El especialista Orlando Ferreres dijo que será «imposible» que se cumplan las previsiones del Ministerio de Economía.

banner

Luego de la fuerte caída del 9,9% del PBI que sufrió Argentina en 2020 a raíz de la pandemia del coronavirus, los números marcan que este año registra un rebote del 7% pero a partir del 2022 se estancaría el impulso. De acuerdo a las mediciones del especialista Orlando Ferreres, será «imposible» que se alcancen las previsiones del Ministerio de Economía y anticipó que luego de las elecciones vendrán devaluaciones del 5% mensual. 

En declaraciones a la agencia NA, Ferreres consideró «va a ser imposible» alcanzar el año próximo los niveles de crecimiento en torno al 8% estimados por el Ejecutivo y tendremos una «desaceleración». «Vamos a crecer entre el 2% y 3%, pero no más», dijo el economista y agregó que «este año se recuperaría entre 6% y 7%, que es un número bastante bueno, con lo cual a fines del 2022 se estaría recuperando lo que se perdió durante la pandemia, alrededor del 10%».

En las últimas semanas, en medio del conflicto interno del Gobierno, el ministro de Economía, Martín Guzmán, presentó ante el Congreso el Presupuesto 2022 con proyección de una inflación anual de 33%, el dólar a $131 y un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI)del 4%. Además, no contempla el pago de compromisos al Fondo Monetario Internacional (FMI) y prevé una reducción de los subsidios. Sin embargo, se prevé que el núcleo más duro del kirchnerismo lo revise y plantee la necesidad de impulsar el gasto público.

Por otro lado, subrayó que las elecciones muestran la tendencia de que «el Gobierno no tiene claro hacia donde ir y le está yendo mal en su orientación económica». Ante este escenario, el especialista afirmó que «los peores índices se dan en materia de pobreza y de un salario real que cae 20% con relación a tres años atrás, contando desde el Gobierno de Mauricio Macri hasta el actual».

De acuerdo a su lectura, frente a la desconfianza de los sectores privados sobre el Gobierno nacional y el incremento en la emisión monetaria «es posible que a partir de noviembre o diciembre haya seguramente una cierta aceleración de la devaluación, probablemente a un ritmo del 5% mensual, y que se trasladará a los precios». «Por eso estamos pronosticando una inflación similar al de este año, de alrededor del 50%», agregó.

Por último, al referirse al comercio internacional, el economista consideró que desde el punto de vista de los precios de las commodities «eso puede traer una cantidad de dólares que el país necesita». No obstante, advirtió que se tendrá que «devaluar más rápido, y eso traerá mayor inflación y un crecimiento económico más moderado, pero al fin y al cabo crecimiento».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados