Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ciudad de Buenos Aires

POLÍTICA

Asesinato de Lucas González: la palabra del ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires

!-- nota movil abajo titulo reponsive -->

Confirmó la separación de los tres efectivos que dispararon contra el menor de 17 años.

banner

El ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro brindó una conferencia de prensa tras el fallecimiento de Lucas González, el jugador del club Barracas de 17 años que falleció tras recibir impactos de bala en su cabeza por parte de la Policía de la Ciudad. En sus declaraciones confirmó que los policías «fueron desarmados, separados de su función operativa y puestos a disposición de la justicia».

«Ayer ni bien me anoticiaron del hecho ordené inmediatamente a la Oficina de Transparencia de Control Externo que se realice el sumario de los efectivos para deslindarlos de las actividades correspondientes, sacarlos de funcion operativa y pasarlos a disponibilidad», afirmó D’Alessandro, quien añadió: «Las pericias las va a hacer la Policía Federal Argentina, nosotros pusimos todo nuestro material a disposición para la investigación».

Ante la pregunta del porqué no se dispararon a las ruedas del Volkswagen Surán que llevaba a bordo a Lucas y si era normal la realización de este tipo de operativos, D’Alessandro respondió: «Con respecto al accionar no voy a hablar porque está en materia de investigación, se debe actuar de civil de acuerdo al operativo, pero eso no quiere decir que no se tengan que identificar, utilizar sus credenciales y sus chalecos. Los efectivos están formados y capacitados para actuar de manera correspondiente».

En explicación de cómo procedieron ante la noticia del operativo, el ministro explicó que dentro de la Oficina de Transparencia de Control Externo, detalló que «sirve para que policías de civil se hagan cargo de estos acontecimientos» y advirtió: «Nos van a encontrar apoyando al policía que hace bien las cosas y nos mostraremos inflexibles ante los policías que actúen fuera de la ley, como en este caso».

Quien tomó la palabra posteriormente fue Gabriel Berard, el jefe de policías de la ciudad, quien aseguró que «es un hecho grave y estamos a disposición de la justicia». Y declaró que de acuerdo a las modulaciones «los efectivos nunca dijeron que abrieron fuego», a lo que agregó: «Pedir perdón es poco ante este hecho irreparable. Queremos darle transparencia a este hecho. Esto daña la imagen de la seguridad en la provincia».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados