Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Italia Francia

MUNDO

Efecto post Angela Merkel: Italia y Francia buscan consolidar una nueva alianza europea ante la salida de la histórica dirigente

Este acuerdo pretende reflejar un acuerdo de 1963 entre Francia y Alemania, conocido como el Tratado del Elíseo.

Este viernes, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el primer ministro de Italia, Mario Draghi, firmaron un tratado de cooperación bilateral, en la última señal de una alianza creciente entre dos de los líderes más dinámicos de Europa. Los dos se dieron la mano y firmaron el documento en el palacio Quirinal de Roma, que prestará su nombre al nuevo acuerdo.

«En los últimos meses las relaciones entre nuestros países se han intensificado», expresó Draghi en una rueda de prensa. Por su parte, Macron se apresuró a afirmar que el acuerdo no debe ser percibido como un desaire para otros socios europeos como Alemania, diciendo que «estas relaciones se completan y refuerzan mutuamente».

El tratado, que pretende reflejar un acuerdo de 1963 entre Francia y Alemania conocido como el Tratado del Elíseo, marca una cooperación más intensa en una variedad de áreas que incluyen defensa y espacio, política fiscal, agricultura, digitalización, educación, cultura, transición verde, migración, justicia y fiscalidad.

Un borrador de la hoja de ruta para el acuerdo visto por Bloomberg detalla cómo los dos países trabajarán juntos en satélites e intentarán aumentar la cooperación en los lanzadores espaciales europeos. Eso podría ser una buena noticia para empresas como la italiana Avio Aero y la francesa Safran S.A.

Conocido desde hace mucho tiempo

Draghi y Macron se conocen desde que el primer ministro italiano dirigió el Banco Central Europeo, pero han trabajado más de cerca durante los últimos nueve meses, pasando más de 10 horas en reuniones bilaterales juntos y coordinando informalmente antes de las cumbres clave.

Eso ha ayudado a aliviar muchas de las disputas de los dos países sobre los inmigrantes, Libia y las adquisiciones francesas de empresas italianas. Los desacuerdos sobre esos temas habían tensado la relación bajo los gobiernos italianos anteriores. El último acuerdo también posiciona a Macron y Draghi para ejercer más influencia sobre la política de la Unión Europea en un momento en que la canciller alemana, Angela Merkel, está abandonando la escena.

La cooperación franco-italiana en política fiscal sella un enfoque ya común dentro del bloque, donde Francia e Italia han estado presionando para una revisión del Pacto de Estabilidad del bloque. Ambos líderes han indicado que fomentar el crecimiento a largo plazo, cuando Europa salga por completo de la depresión pandémica es más crucial que la reducción inmediata de la deuda.

Francia también fue uno de los promotores más vocales del fondo de recuperación de la Unión Europea, del que Italia es el principal beneficiario. Esa postura ha creado tensiones con socios europeos más frugales, incluidos Austria y, en menor medida, Alemania, que dicen estar preocupados por los niveles de deuda y cómo se gastará el dinero del fondo.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados