Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cannabis medicinal

SOCIEDAD

El nuevo paso de Argentina hacia el uso del cannabis medicinal: los movimientos en el Gobierno y el Congreso

Mientras tanto, la Cámara de Diputados se prepara para aprobar un nuevo marco regulatorio para la producción, industrialización y comercialización de la planta.

El Gobierno nacional aprobó el proyecto de investigación sobre el cultivo de cannabis con fines de investigación médica y científica, una iniciativa presentada por el Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIM, Conicet-UNLP). La decisión fue confirmada a través de la Resolución 3236/2021 del Ministerio de Salud publicada este jueves en el Boletín Oficial. Mientras tanto, la Cámara de Diputados se prepara para aprobar la ley que permitirá la producción industrial de la planta de cannabis. 

De acuerdo al texto oficial, el Ejecutivo dio intervención al Instituto Nacional de Semillas (INASE) como «órgano regulador de las condiciones de producción, difusión, manejo y acondicionamiento de los órganos de propagación de la especie a fin de permitir la trazabilidad de los productos vegetales y dar cumplimiento» a la citada norma.

El proyecto presentado por el Centro de Investigaciones del Medio Ambiente se enmarca en la Ley 27.350 que establece el marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados.Tras este nuevo paso, deberán presentar un programa para el estudio y la investigación, como así también informes trimestrales reportando avances.

La ciencia pretende reunir evidencia para que los ciudadanos accedan «de forma segura» al uso de productos derivados del cannabis con fines terapéuticos, alimenticios y cosméticos. «Este desarrollo permite a los pequeños productores ya sean estos del ámbito privado o estatal tengan acceso a tecnologías necesarias para la producción adaptadas a las necesidades y condiciones locales», argumentó el Ejecutivo

Asimismo, el texto precisa que el Estado importará las semillas correspondientes que sean aprobadas por el INASE, la ANMAT y el SENASA. Luego procederá a la siembra de las mismas en el centro de investigación tanto en macetas en invernadero como en container de cultivo. Tras el primer año de estudio, deberán presentar un informe detallado que incluya resultados. 

Mientras tanto, la Cámara de Diputados se prepara para convertir en ley el proyecto que impulsa un marco regulatorio para la producción, industrialización y comercialización de la planta de cannabis, sus semillas y sus productos derivados para uso industrial y medicinal. Esta iniciativa obtuvo media sanción en el Senado en julio de este año.

La iniciativa promete convertir al cannabis en otro commodity de los que exporta la Argentina, tal como ocurre con los granos o la carne. El marco normativo busca «desbaratar el mercado informal de aceites y otras preparaciones herbarias irregulares que existe en la actualidad y terminará con la proliferación de productos que carecen de cualquier tipo de control respecto de su composición y calidad».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados