Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ricardo Fort
Ricardo Fort

ESPECTÁCULO

«Escucho ruidos»: Gustavo Martínez reveló que recibe señales de Ricardo Fort

En un nuevo aniversario de su fallecimiento.

Este jueves 25 de noviembre se cumplen 8 años del fallecimiento de uno de los personajes televisivos más querido y más recordado del espectáculo argentino. Ricardo Fort falleció en el año 2013 a causa de un paro cardíaco después de una masiva hemorragia en el estómago mientras se encontraba internado, debido a una lesión en su columna y otra en la rodilla, en un reconocido sanatorio del barrio Porteño de Palermo. Al fallecer, el empresario chocolatero le otorgó la tenencia de sus pequeños hijos , Felipe y Marta Fort, a su ex pareja y amigo Gustavo Martínez.

«Ricardo está presente si, me acuerdo una vez que fui a un dormitorio enorme que él tenía de todo. Y una vez yo voy, entro y no escuchaba nada, no había nada y Ricardo ya había fallecido. Escucho ruidos de repente y ruidos. Dame la puerta que me la llevo. Te lo juro. Fue fuerte y una vez a Felipe le pasó lo mismo en el mismo lugar, fue igual, ahora ya no voy», explicó Martínez.

«Quedé en shock cuando sucedió. No es que me dio miedo pero no parece real. En ese momento vi una imagen de Ricardo y Felipe me contó que había visto algo parecido. Yo creo que era la imagen de Ricardo, por supuesto que si», agregó el tutor legal de Felipe y Marta Fort. Respecto al espectáculo teatral que se llevará a cabo en honor al mediático, reveló que «bajará del cielo y pisará el escenario».

Respecto a su relación con el empresario chocolatero, recordó que «en un tiempo me aparté dos meses y él sintió mucho el desapego que tuvo conmigo. Me mandó a llamar y volví. Yo también soy humano. A mi me gusta que me traten bien y que no me forreen. Yo jamás le saqué un mango a Ricardo. Y sin embargo, había pendejos chiquitos que él se los llevaba y era así».

«Maltrato de pelea no sufrí. Yo no iba a pegarle a una persona que le debo un montón de cosas. Pero cuando se junta demasiado la gente es un quilombo. Es un puterío y no estoy acostumbrado a eso. Maltrato verbal puede ser que sufrí pero una charla fuerte, nada más. De pegar no, ni loco, jamás lo haría ni el tampoco lo hizo. Por supuesto que sufrí en mi relación con él, es imposible. Estás al lado de un tipo un montón de años y se meten personas hijas de puta que mientras tanto la pasas mal», concluyó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados