Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Policía Bonaerense

SOCIEDAD

Imágenes impactantes: denuncian que la Policía Bonaerense irrumpió en una fiesta y baleó a decenas de jóvenes

Vecinos de Escobar señalaron que los efectivos ingresaron a un domicilio privado y reprimieron a los presentes.

En medio de un escenario sensible por el asesinato de Lucas González que posicionó al accionar de las fuerzas de seguridad bajo un halo de cuestionamientos, los vecinos de la localidad de Escobar denunciaron que la Policía Bonaerense irrumpió en una fiesta y reprimieron con balas de goma a decenas de jóvenes. El violento episodio, que fue captado por los menores presentes, dejó a 11 adolescentes heridos.

Según precisó el periodista Horacio Embón en el noticiero de la TV Pública, el hecho se produjo el último domingo en el barrio de Loma Verde de la localidad bonaerense de Escobar donde efectivos de la fuerza que conduce Sergio Berni ingresó «a las patadas» al domicilio particular donde se desarrollaba la fiesta. Las primeras versiones precisaron que la policía había intervenido para disuadir una pelea aunque de inmediato se desvirtuó el accionar.

«Ingresaron a la casa, patearon la puerta y tiraron balazos adentro», comentó en declaraciones a un medio local uno de los jóvenes presentes quien también subrayó que los efectivos no explicaron el por qué de su accionar. La información oficial precisó que 11 jóvenes resultados heridos, incluso, uno de ellos debió someterse a una operación y tiene uno de sus ojos en un estado delicado.

En dos videos que circularon por redes sociales se observa a un puñado de jóvenes tirados en el piso pidiendo ayuda tras recibir el impacto de balas de gomas mientras de fondo se oyen más disparos. «Me tiró de frente, a unos 6 metros de distancia, sin dar la voz de alto, ni nada. Sentí el impacto de una, fueron segundos», relató uno de los jóvenes heridos en declaraciones a un medio local.

Asimismo, narró que cuando intentó ir en búsqueda de ayuda a se topó con dos agentes que le ordenaron que se tire al piso. «Yo lo hice, pero igualmente me seguían gritando y diciendo de todo. Yo les pedía por favor que llamen una ambulancia, que estaba perdiendo mucha sangre, y uno de ellos me pateó la cabeza y me dijo que me calle la boca. Después vino otro y me pateó también», ahondó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados