Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Villa Gesell

SOCIEDAD

«Imaginé lo peor»: el estremecedor relato de una víctima del golpe comando a un colectivo que volvía de Villa Gesell

68 pasajeros fueron asaltados esta madrugada. Los delincuentes pensaron que era un micro que iba a La Salada.

Esta madrugada se produjo un importante golpe comando contra un colectivo en el que viajaban 68 personas. El micro de larga distancia de la empresa “Rutamar” volvía de Villa Gesell hacia San Justo en la provincia de Buenos Aires. El ómnibus fue interceptado por cinco delincuentes armados que se movilizaban en dos vehículos. “Imaginé lo peor”, reconoció una de las mujeres en un estremecedor relato que brindó este miércoles en declaraciones televisivas.

Los relatos coinciden en que el ómnibus se paró a las cinco de la mañana. De acuerdo a Julieta en Telefé Noticias, “se cruzaron dos autos. Rompieron el vidrio y entraron siete chabones”. “La verdad que eran unos especialistas, era gente que hace esto todos los días”, apuntó la mujer esta tarde. “Vinieron y nos apuntaron encapuchados, pidiéndonos que demos todo. A los choferes los llevaron al fondo de todo y ahí empezaron a patearlos”, contó Antonella en TN.

Acto seguido, Julieta relató que los delincuentes se confundieron, pues creían que el micro se dirigía a La Salada, el centro de compras, y no que volvía de Villa Gesell. “¿Pero no van a La Salada?’. Se empezaron a poner nerviosos, porque decían que nos habíamos desviado. Todo esto con el micro andando. Nos podríamos haber matado. Fueron alrededor de 20 minutos horribles”, manifestó Julieta e insistió: “Nos sacaron el celular uno por uno y nos amenazaron. Fue horrible”, dijo.

En diálogo con A24, Antonella recordó que “uno de los pasajeros escuchó que uno de ellos dijo: ‘El jefe de calle se equivocó’. Estaba todo muy calculado. Se miraban entre ellos y se decían que el ‘jefe de calle’ les había pasado mal dato. Algunos pasajeros vieron escopetas y otros también pistolas”, añadió la joven este miércoles en declaraciones televisivas. Vale decir que la causa quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción 9 Descentralizada de San Justo.

Mientras sucedía el asalto, uno de los delincuentes se puso a manejar el micro. Es más, pidió a los pasajeros que cerraran las cortinas. Los asaltantes decidieron abandonarlo frente al predio de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), sobre Autopista Ricchieri, en el partido bonaerense de Ezeiza. “Había una ambulancia, pero ningún enfermero fue capaz de traernos un vaso de agua. Nos tuvieron tirados en el piso, con la gente llorando”, se indignó Julieta.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados