La indignación de los intendentes bonaerenses del Frente de Todos contra una ley sancionada durante la gestión Cambiemos

Manifestaron que la norma es «un mamarracho judicial».