Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Mirtha Legrand
Mirtha Legrand

ESPECTÁCULO

Máxima preocupación en El Trece por lo que sucedió ayer con el programa de Mirtha Legrand

!-- nota movil abajo titulo reponsive -->

La Chiqui no esperaba que sucediera esto.

Mirtha Legrand vivió un fuerte susto de salud recientemente que la obligó a suspender momentáneamente su vuelta definitiva a la pantalla de El Trece. A raíz de eso, su nieta Juana Viale continúa llevando las riendas de «Almorzando», el histórico programa de La Chiqui en el canal del solcito. Si bien el ciclo suele tener excelentes mediciones, ayer no le fue del todo bien en la competencia mano a mano con Telefe. De esta forma, hay máxima preocupación en El Trece por lo que sucedió con el histórico programa de Mirtha Legrand.

Según los datos oficiales que brindó IBOPE, «Almorzando con Mirtha Legrand» alcanzó ayer un promedio de 4.3 puntos de rating en la pantalla de El Trece. «La Peña de Morfi», por su parte, lo superó con un promedio de 4.7 unidades en la pantalla de Telefe. De esta forma, el emblemático programa de Mirtha Legrand fue claramente vencido en las mediciones por «La Peña» de Gerardo Rozín. Si bien Juana Viale contó con una verdadera mesaza, a la nieta de la diva no le alcanzó para ganar la franja.

Cabe destacar que «Almorzando» contó con la presencia de Rodrigo Tapari ayer, quien emocionó a todos al revelar que su hija lo sacó de la adicción al alcohol: «Yo siempre cuento que como hombre me porté muy mal con ella. Fui un hombre muy infiel, en un momento de una vorágine de trabajo donde yo era totalmente desconocido para mí, yo no tomaba y empecé a tomar, conté con tu abuela que me hice alcohólico, empecé a consumir whisky. Y me descontrolé, fue algo que superó mi control, perdí el control de mi vida», comenzó diciendo el cantante.

«Yo me crié en un lugar muy humilde, empecé a trabajar a los doce años de peón de albañil, muchas veces me tocó salir a juntar cosas de la calle, lo que sea, para comprar harina, yerba. Yo me acuerdo que iba a pedir el cebo a la carnicería, que te lo regalaban, para fritar y hacer tortas fritas y mate cocido, y vivíamos a eso. Entonces, cuando me llega todo esto de la música, que logro entrar en un grupo reconocido y empiezo a viajar por el mundo, se me fue, no lo pude controlar, era totalmente desconocido para mí. Y eso me llevó a perder el control», agregó el artista.

«Mi hija tiene 14 años, cumple 15 el año que viene. Me emociona contar esto, pero sí, fue mi hija. La vi a sus 6 años pidiendo ayuda porque decía que nosotros nos íbamos a matar, que nos íbamos a separar. Pidiendo ayuda a una persona que no éramos nosotros, los padres, y ese día sentí que estaba perdiendo el control de todo. Cuando me encuentro en esa situación con mi hija ahí decidí poner un freno», completó Rodrigo Tapari, visiblemente emocionado en la mesa de Juana Viale.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados