Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Andy Kusnetzoff
Andy Kusnetzoff.

ESPECTÁCULO

«No teníamos dónde vivir»: conmoción en el ciclo de Andy Kusnetzoff por lo que se animó a compartir una invitada

Una historia realmente dura.

Como todos los sábados, Andy Kusnetzoff llegó a la pantalla de Telefe, para realizar una nueva edición de «PH Podemos Hablar». Durante el programa, el conductor les propuso a los diferentes invitados pasar al punto de encuentro, al mencionar diferentes propuestas. Cuando mencionó que pasen al frente quienes tuvieron una relación intensa con sus padres, Costa se animó a contar lo que vivió años atrás.

«Yo si quisiera contar cosas espantosas de mi papá, te las podría contar. De prohibición, de horror, de mis escenas de rebeldía. Yo me maquillaba de manera agresiva, o escribía las cosas para que el otro las lea, imaginate el grado de diálogo que había en esa casa. Te puedo contar esas cosas horrorosas», comenzó expresando Costa frente a las cámaras. A lo que Andy le preguntó por el tema del maquillaje, si era para que su padre le dijera algo.

Rápidamente, Costa contó que era cómo decir: «Acá estoy, basta de decir que en la televisión no podía haber gente gay, ¿no ves lo que tenés al lado?». Frente a esto, el conductor le consultó si «¿Él no se daba cuenta o es negador? ¿No te hablaba del tema, pero si hablaba de lo que veía en la tele?». Pero la invitada decidió abrir su corazón y contar que no sabe si se dio cuenta o no, pero que con terapia pudo entender que hizo lo que pudo.

Sin embargo, Costa se confesó frente a las cámaras de PH que «es la mentira con la que todos vamos viviendo. Porque si no es insoportable pensar que el hombre que, teóricamente, te tiene que amar y cuidar, te dejó así. Yo agradezco todo el desamor de él y de mi mamá, pero bien entendido, porque me educaron en libertad y en felicidad». Entonces contó un ejemplo, de cuando era chica, que se mudaron y su madre no fue a hacer el trámite para anotarla en el colegio.

«Entonces, si yo querés que te cuente de una madre siniestra, que no le importó que a mí nadie me reconozca. No, lo que te puedo contar es que ella no fue porque estaba en la maquina trabajando», compartió Costa. Por lo que se sinceró y compartió: «Mi viejo era precioso, pero era muy difícil convivir con un señor, que yo me voy dando cuenta que tendría que haber estado medicado. Porque mi papá un día aparecía con un auto muy importante, y a la semana no teníamos dónde vivir, entonces era difícil».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados