Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Andrea Rincón
Andrea Rincón

ESPECTÁCULO

«Empecé a convulsionar»: el duro momento que atraviesa Andrea Rincón

Uno de sus relatos más duros.

Andrea Rincón dialogó con «Un día perfecto», ciclo radial del que participan Cayetano, Dalma Maradona, Gaby Schultz y Cayetina, y sorprendió a todos al revelar la extraña situación paranormal que vivió tiempo antes de que inicie la cuarentena debido a la pandemia de COVID-19 en el país. La modelo comenzó relatando «me pasó algo hace dos años y tuve un cambio de paradigma».

«Me empezaron a pasar cosas sobrenaturales y vino una amiga y me dijo ‘yo conozco un pastor’ y le dije ´no, la verdad que no creo en eso´. Me lo trajo a mi casa, me puso una mano en la espalda nombrando a Jesucristo. Yo la miraba como diciendo ‘éstos están todos re locos’. Mi amiga estaba con el marido, enfrente mío. De repente me dijo ‘Andrea, respirá’, y se me aflojaron las piernas, se me pegaron las manos al cuerpo y caí al piso», prosiguió.

«Se me fueron los ojos para atrás, y empecé como a convulsionar. En un momento, lo único que pensaba era ‘¿qué me está pasando? ¿en qué momento termina esto?´. Una me agarraba de los pies, la otra de los hombros, y cuando vuelvo en mí, las empujé y tiré el agua que me habían dado, dije ‘éstas me drogaron, ¿qué me hiciste?’ Me puse a llorar, cuando la miré a mi amiga con el marido, estaban llorando los dos, rezaban y me decían: ´ya está, ya pasó´«, continuó Rincón, sorprendida de poder relatar lo sucedido.

«Me dijeron que ya terminó. Pasó un tiempo y me empezaron a pasar cosas, de repente me quería dormir y escuchaba ruidos fuertes en mi habitación. La llamaba a la pastora, porque yo no creía en absoluto, y le decía ´mirá, me está pasando esto, escucho ruidos en mi habitación, ¿qué pasa?´. Y me decía: ‘Andre, los tuviste mucho tiempo ahí con vos, no te van a soltar tan rápido’. Y yo decía: ´La p…madre, me están cargando´», agregó.

Finalmente, reveló que decidió armar un bolso con sus pertenencias y retirarse de su domicilio. «Empecé a dormir con mi hermanito como tres meses. Esto fue antes de la cuarentena. Agarré la Biblia, me la empecé a comer porque quería buscar una explicación de lo que me estaba pasando. Empecé a ir a la Iglesia. Cada vez que pedía una señal pasaban cosas como que en un cielo estrellado de repente cae un rayo. Así, miles, durante todo este tiempo que dije ´bueno, ya está, tengo que creer´. Creo porque me lo demostró, no hay otra», concluyó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados