Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
kirchnerismo

POLÍTICA

La política pendular del kirchnerismo: de culpar a las empresas energéticas a pedir más ahorro a los usuarios

La falta de reformas estructurales derivó en un problema sin solución a corto plazo.

banner

El kirchnerismo hoy representado por el Gobierno de Alberto Fernández, en los últimos años tuvo diferentes teorías con respecto a los cortes de luz. En el año 2013 con una situación similar, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, había amenazado a las empresas Edenor y Edesur de quitarles el contrato, sino se resolvían las interrupciones del servicio. Ahora, el oficialismo le pide a los empleados que trabajen desde casa para reducir el consumo.

«Les hemos comunicado de manera enfática (a las empresas energéticas) que si no son capaces de prestar el servicio como corresponde en el contrato de concesión, entonces el Estado nacional está dispuesto a prestar el servicio de forma directa. No se puede admitir ningún tipo de excusa respecto a la calidad exigible de la prestación del servicio», señaló Capitanich en diciembre del 2013 ante los periodistas en una conferencia de prensa.

¿Por qué el kirchnerismo no decidió estatizar las empresas energéticas, si es que era la causa principal? Los economistas sostienen que el Estado nacional hace tiempo presenta un déficit fiscal elevado, es decir, gasta más de lo que le ingresa, por lo tanto, incluir en el presupuesto el manejo de gran parte de la energía de un país sería un gasto difícil de afrontar, que implicaría más impuestos y deuda pública.

¿Qué dice el oficialismo ahora?

Gabriela Cerruti, vocera presidencial, manifestó hoy en una conferencia de prensa: «El Gobierno está llevando adelante un diálogo con las empresas de energía para que la disminución del uso se lleve adelante estos días y que el sistema pueda funcionar, aunque puedan suceder contingencias». Por otro lado, la dirigente del Frente de Todos justificó los apagones con la recuperación económica.

«El sistema eléctrico está recibiendo picos de demandas que tienen que ver con la reactivación industrial que está llegando al 68% del uso», expresó Cerrutti. Antes según el kirchnerismo, la culpa era de las empresas y ahora la falta de luz es por la reactivación de las fabricas producto de las políticas acertadas del Gobierno «nacional y popular». Entonces: ¿cómo se va a plantear el crecimiento y desarrollo productivo del país si no hay una matriz energética sólida?

Ahora, la respuesta del Gobierno (a través de su vocera) es reconocer la solidaridad social de las empresas que van a reducir el consumo de energía durante los próximos dos días para hacer frente a una situación «particular y excepcional». La frase y el planteo es desacertado, ya que la historia argentina ha demostrado que la falta de luz no es un hecho excepcional, sino que es algo que se ha repetido en mayor o menor medida todos los veranos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados