Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Luz

POLÍTICA

Las advertencias que no escuchó el Gobierno para evitar los cortes de luz

!-- nota movil abajo titulo reponsive -->

Desde la sequía del año pasado hasta los registros de Yaciretá, todas las señales que obvió la Casa Rosada

banner

Argentina afronta una intensa ola de calor que impulsó el consumo energético y condujo al colapso de los generadores que no resistieron la demanda y dejaron a miles de usuarios sin luz. En las últimas horas, el Gobierno de Alberto Fernández definió una serie de medidas sorpresivas para “ahorrar el consumo” que no lograron su cometido. Sin embargo, la Casa Rosada tuvo una serie de advertencias para evitar este desenlace, pero desoyó y hoy se sienten las consecuencias

Una de las señales que anticipó  una posible hecatombe energética fue la bajante del Río Paraná durante gran parte del año pasado a raíz de la sequía. La falta de agua llevó a que la represa brasilera de Itaipú comience a operar a media capacidad. “Era previsible que Yaciretá, que genera 1.200 MW, sufriera el mismo percance. En julio de 2021 ya operaba la mitad de sus turbinas, entregando por lo tanto menos energía al sistema”, explicó el periodista Ignacio Montes de Oca. 

En paralelo, el Ejecutivo sabía que una vez que la situación sanitaria por el coronavirus se normalice la industria iría a fondo con la producción para recuperar lo perdido en la cuarentena. A mediados del 2021, el Gobierno estaba al tanto del crecimiento de la demanda. Sin embargo, el foco de atención lo posaba sobre el dato positivo que significaba que el resurgir industrial en medio de una campaña electoral donde las cifras importaban. 

“Tanta improvisación hizo que la Secretaría de Energía y Cammesa salieran a comprar 500.000 m3 de diesel para abastecer a las centrales térmicas en diciembre y pagando más de lo usual por el apuro. En diciembre reaccionaron a un costo de 250 millones de dólares adicionales”, explicó el comunicador. Ayer, en medio del enojo social por los cortes de luz masivos, el Ejecutivo anunció una millonaria inversión en el sector. 

La Secretaría de Energía y la empresa china CET señalaron que ambas partes avanzan en la búsqueda de financiamiento para la ejecución de obras en el sistema eléctrico. De este modo, explicaron, las inversiones permitirán ampliar la capacidad de suministro eléctrico existente en el AMBA. En síntesis, el acuerdo llegó meses más tarde y en medio del apremio del sector político.

No generó efecto

Este jueves, una de las medidas que dispuso el Gobierno nacional para controlar el consumo y evitar los cortes de luz fue que las empresas morigeren el consumo en horarios pico. En ese tendido, se dispuso que las compañía que no tienen un ciclo continuo de producción (24 horas sin descanso) disminuyan el ritmo de demanda energética entre las 13 y las 16 horas. Con esto, se pretende priorizar el consumo doméstico. 

A pesar de todas las restricciones que el Gobierno impulsó para garantizar el suministro, los cortes de luz afectan a más de 10 mil usuarios en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense. Según los datos del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), en el inicio de la jornada ya había más de 8.500 usuarios de Edenor y alrededor de 6.500 de Edesur sin servicio.

Desde la distribuidora Cammesa se podía observar a las 9 de la mañana que la demanda eléctrica al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) alcanzaba los 20.839 mega watts. Ayer hubo un nuevo récord de demanda, con 27.493 MW, por lo que en solo dos semanas se rompió tres veces el pico histórico. 

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados