¿Qué hay de cierto en que los perros perciben lo sobrenatural?

Muchos canes tienen actitudes llamativas. ¿Ven más allá?
<a href="https://elintransigente.com/animals/2019/08/01/que-hay-de-cierto-en-que-los-perros-perciben-lo-sobrenatural/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-01T12:50:46-03:00">agosto 1, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-01T12:50:47-03:00">agosto 1, 2019</time></a>

¿Cuántas escenas en común viven quienes tienen mascotas en sus casas? Ladridos sorpresivos, sin motivo alguno, a determinados rincones, actitudes incomprensibles, entre otras reacciones que lleva a muchos pensar y creer en que tienen la capacidad de advertir fenómenos sobrenaturales. Si bien lógicamente no hay validez científica al respecto, muchos expertos no dudaron en investigar por qué los perros tienen estas reacciones “nerviosas”.

Para los especialistas, no hay prueba ni evidencia de que los canes vean fantasmas ni fenómenos sobrenaturales, sin embargo sí aseveran que tienen diversas capacidades superiores a las de los seres humanos para percibir ciertas anomalías. Por ejemplo, el olfato, la capacidad auditiva y
otros sentidos más agudos los dotan de otros recursos como lo sucedido en el 2004, año en que se produjo el impactante tsunami en las cosas de Tailandia.

Ese fatídico día, extrañamente cientos de animales salvajes y domésticos huyeron o se rehusaron a salir de sus hogares minutos antes de que sucediera la tragedia. En una rutina tan deseada y esperada por ellos, esa jornada hicieron todo lo posible para no salir. Según expertos de National
Geographic
, “esto sucedió porque los animales tienen un oído tan agudo que pudieron escuchar las vibraciones de la Tierra, lo que les anticipó que se aproximaba un desastre antes de que los humanos lo supieran”.

La psicóloga Marti Miller argumenta que aunque las personas también tienen capacidades para percibir lo paranormal, “lo hacen de forma diferente porque lo inmediatamente lo negamos y lo racionalizamos. Los animales, en cambio, sí reaccionan ante los cambios. Sienten la presión barométrica cambiar y reaccionan temblando, agitándose, salivando y sintiéndose ansiosos, o puede que no reaccionen en lo absoluto”.

La inteligencia, según el tamaño

Un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro de Cognición Canina de la Universidad de Arizona determinó que los perros de raza grande son más inteligentes que los de raza pequeña ya que si bien el cerebro de los canes grandes tiene un mayor tamaño esto no influye en su desempeño. El trabajo incluyó una investigación sobre 7000 animales domésticos de 74 razas diferentes.

La evidencia de los resultados fue muy clara ya que los perros grandes superaron en algunas habilidades cognitivas a los pequeños, como por ejemplo en las pruebas relacionadas a la memoria, una de las características más claras “ya que se demostró que poseían mejor retentiva a corto plazo y una mayor capacidad de autocontrol”. Para lograr llegar a la conclusión se basaron en una prueba que fue determinante.

Para demostrar esta teoría, los dueños escondieron una golosina debajo de un vaso de plástico, acción llevada a cabo mientras eran observados por sus animales. Acto seguido, los animales esperaron entre 60 a 150 segundos antes de dejar su perro lo encontrara. Los pequeños evidenciaron cierta dificultad para recordar dónde estaba el premio a diferencia de los grandes, que sí lograron recordarlo.

El autocontrol fue otro de los ejercicios: se colocó comida frente a las mascotas y sus dueños les ordenaron que no la tocaran. En el caso de los más pequeños, no pudieron aguantar mucho tiempo sin degustar el manjar. Daniel Horschler, autor del estudio, explicó que es probable que una de las reacciones sea la cantidad de neuronas o las diferencias en la conectividad entre ellas, aunque la hipótesis no está ciento por ciento confirmada.