¿Hay que despertar a nuestro perro en medio de una pesadilla?

Ellos también tienen malos sueños, y la pasan mal.
<a href="https://elintransigente.com/animals/2019/09/06/hay-que-despertar-a-nuestro-perro-en-medio-de-una-pesadilla/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-06T13:51:32-03:00">septiembre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-06T13:51:33-03:00">septiembre 6, 2019</time></a>

Todos nosotros tenemos pesadillas y qué mejor que venga alguien y nos haga el favor de sacarnos de ese mal sueño. Trasladado esto al mundo animal, y teniendo en cuenta que los perros no hablan, es evidente que en determinadas ocasiones tendremos que adivinar qué es lo que les está sucediendo como cuando se mueven intempestivamente mientras duermen. Esto básicamente es una pesadilla que debemos saber cómo intervenir.

La ciencia ya ha dejado claro que los animales pueden soñar y por lo tanto, también pueden tener pesadillas, por eso el problema está en identificar su presencia, la cual habitualmente se hará con movimientos bruscos y gruñidos. De acuerdo a los expertos, por lo general los animales sueñan con experiencias ya vividas y no con cuestiones que no existen, y por ello sufren al igual que nosotros.

Entonces, ¿debemos despertarlos si tienen pesadillas? Por lo general, la recomendación es que no sería del todo conveniente debido a que lo harán desorientados y tendrán que esperar unos segundos hasta comprobar que están despiertos. De hecho, pueden responder de manera agresiva y habrá que tener mucho cuidado de no salir lastimado. Igualmente, se puede proceder a intentar despertarlo suavemente.

Generalmente, las pesadillas no traen demasiadas complicaciones, pero si se producen de manera continuada podrían generar temas más delicados. Algunos animales sueñan con tormentas, con agua, o incluso con momentos difíciles que ya han vivido. Más allá de nuestra intervención en ese momento, si son recurrentes, un veterinario puede recetarle una droga para poder dormir mejor.

Musicoterapia

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó para el año 2017 que un 4,4% de la población mundial sufre de estrés y depresión, teniendo mayor énfasis en los Estados Unidos. Sin embargo, no son los únicos que sufren de estrés: las mascotas también padecen de estrés y ansiedad. ¿Cómo saber si esto es cierto? Pues bien, hay una serie de indicadores que alertan a los dueños de esta condición. ¡Pero calma! También existen una serie de alternativas para remediar estos episodios a través de la musicoterapia para perros.

“Hoy en día sabemos que el sistema nervioso central de nuestras mascotas tienen más similitudes con el nuestro de las que pensábamos. Neurotransmisores involucrados en el estrés, dolor, ansiedad y otros procesos patológicos presentes en el humano, también están en el perro. Ello repercute en su comportamiento y salud en general”, así lo confirmó el veterinario especialista en comportamiento animal, Pablo Sehabiaga.

A juicio de Sehabiaga, “la música se convierte en una herramienta para bajar la guardia, lo que le permite a la mascota dejar de tensionar los músculos (…) Se ha observado que cuando un perro ve a sus dueños bailar, interpreta que están jugando con él, y las mascotas que juegan liberan endorfinas que los hacen felices”. Otras de las señales que demuestran si un perro es realmente feliz, están en esta nota publicada en el diario El Intransigente.

Música clásica y masajes

De acuerdo al veterinario y directivo de una clínica veterinaria en Uruguay, “la música clásica combinada con masajes suaves es una excelente opción para  calmar al perro (…) Algunos autores comparan la música con las cualidades de una droga; con efectos claros sobre el metabolismo, la respiración, el ritmo cardíaco, las secreciones de ciertas hormonas y neurotransmisores, entre otros”.

Endorfinas

Sehabiaga dice: “Las melodías clásicas mejoran el humor, reducen el dolor, disminuyen la presión sanguínea y los niveles elevados de adrenalina presentes en situaciones de estrés. Ayudan a reducir la frecuencia cardíaca y respiratoria, lo que se refleja en una importante relajación muscular”.

Energía

El experto en canes explicó lo siguiente: “Si el objetivo es lograr un aumento de la energía muscular, por citar un ejemplo, una melodía más estimulante será más la adecuada. También se ha comprobado que los animales disfrutan de la música con tambores, violines y guitarras. Pero todo dependerá de las características de cada mascota”.

Dolor

En este particular Sehabiaga aclaró que la música no es mágica y que tampoco pretende sanar al animal por completo. Debe ser tratado como un método alternativo para mermar la ansiedad en los animales. “Para lograr los resultados esperados, el ambiente donde se realice debe ser tranquilo, armónico, familiar y predecible”. Así que la música de relajación funcionará muy bien para los peludos ansiosos, estresados, tímidos, agresivos o preocupados.Algunos de las señales de estrés y ansiedad en las mascotas son las siguientes: se la pasa aislada, no mueve la cola cuando alguien conocido se le acerca, no sale a pasear y tampoco a jugar, como poco, se desvela y tiene comportamientos repetitivos como morderse la cola o romper objetos. Del otro lado de la moneda, también están los perros que dependen las 24 horas de su dueño que, más que un gesto de amor, es un llamado de atención.