Perros: los 5 datos más importantes que tenés que saber sobre la rabia

Es muy contagiosa y mortal en un alto porcentaje.
<a href="https://elintransigente.com/animals/2019/09/30/perros-los-5-datos-mas-importantes-que-tenes-que-saber-sobre-la-rabia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-30T13:08:45-03:00">septiembre 30, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-30T13:08:46-03:00">septiembre 30, 2019</time></a>

Entre perros y gatos, una de las enfermedades más habituales es la rabia, que se evidencia generalmente cuando les sale espuma blanca por la boca, es decir, una afección que debemos estar atentos porque de tener rabia, esto además de a tu mascota podría repercutir gravemente en la salud del entorno familiar. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la rabia es una enfermedad viral infecciosa que casi siempre es mortal después del inicio de los síntomas clínicos”.

En casi la totalidad de los casos, los perros domésticos son los responsables de la transmisión del virus en los humanos, virus que salvo la Antártida está expandido en todos los continentes con datos alarmantes: según la OMS “este padecimiento está presente en todos los continentes, excepto en la Antártida, con más del 95% de las muertes humanas en las regiones de Asia y África y que a nivel mundial, las muertes por rabia rara vez se informan, siendo los niños de entre 5 a 14 años las víctimas frecuentes”.

Dicho esto, a continuación los 5 datos clave sobre esta enfermedad:

1- Los primeros síntomas de la rabia pueden ser confundidos con los de la influenza o gripe, ya que presentan debilidad o malestar general, fiebre y dolor de cabeza, síntomas pueden durar varios días.

2- La rabia también puede provocar malestar o la sensación de punzadas o picazón en el sitio de la mordedura, pero con el correr de los días el cuadro puede agravar a síntomas agudos de disfunción cerebral, ansiedad, confusión y agitación. En caso de avanzar aún más, también puede presentar delirios, comportamiento anormal, alucinaciones, hidrofobia o temor al agua, e insomnio.

3- Si bien la rabia es una zoonosis, una enfermedad menospreciada, su agente etiológico es un virus del género Lyssavirus, de la familia Rhabdoviridae, el cual se presenta como una encefalomielitis de curso agudo.

4- La principal medida de prevención es la vacunación, por eso es necesario vacunar a las mascotas contra la rabia, se las resguarde en el interior del hogar y en caso de salir a la calle, no mantener contacto con otros animales y/o personas.

5- El tratamiento por la infección de rabia es costoso, sumamente elevado cuando la afección se da entre clases sociales bajas en continentes como Asia y África.

Infarto

Tener una mascota en casa va más allá de solo cuidarla, pues según los científicos un peludo trae múltiples beneficios para la salud de los propietarios.  Específicamente, pueden reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y ataques cardíacos de acuerdo a una investigación desarrollada por el Centro Internacional de Investigación Clínica del Hospital Universitario de la ciudad de Brno, en la República Checa.

Asimismo, los especialistas concuerdan que tener un perro está asociados con buenos hábitos en el estilo de vida y tales conclusiones fueron plasmadas en el artículo científico titulado “Propiedad del perro y salud cardiovascular: resultados del proyecto Kardiovize 2030”. También informaron que cerca de 2 mil participantes fueron analizados en la investigación entre los años 2013 y 2014, posterior a ellos se sometieron a evaluaciones sucesivas cada cinco años. Los expertos aseguran que el el estudio continuará hasta el año 2030.

En este particular, la doctora Andrea Maugeri, investigadora del Hospital Universitario de Brno, explicó lo siguiente: “Los propietarios de mascotas tenían mayor actividad física, mejor alimentación y un nivel ideal de glucosa en sangre. Pero lo más beneficiados fueron los dueños de perros, independientemente de su edad, sexo y nivel educativo. Los dueños de perros tienen más probabilidades de alcanzar el nivel recomendado de métricas conductuales de CVH (salud cardiovascular) como la actividad física y la dieta, que los no dueños de perros”.

Otro dato que arrojó la investigación no fue muy alentador, en especial para las personas que fuman, tienen mascotas y salen a pasear con ellos. Pues los autores del estudio determinaron que: “Las tasas más altas de tabaquismo entre los dueños de perros atenúan la asociación entre la propiedad del perro y la salud cardiovascular”.