3 consejos: ¿cómo bañar al perro en casa?

Te explicamos algunos consejos prácticos para la higiene de tu mascota.
<a href="https://elintransigente.com/animals/2019/10/11/3-consejos-como-banar-al-perro-en-casa/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T20:20:31-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T21:04:15-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

¡A preparar todo que llegó la hora del baño! Si bien se trata de uno de los momentos más importantes del día, es muy común que surjan dudas en relación al tema. El cuidado y la higiene de una mascota deben tomarse con mucha responsabilidad para evitar cualquier inconveniente a futuro.  

Ahora bien, un punto que es necesario aclarar es que la frecuencia para bañar a un perro va a depender de sus necesidades propias, es decir, va a depender de sus costumbres, de sus características físicas y de sus actividades diarias. Otro dato a tener en cuenta, es que solo deben bañarse cuando su piel lo amerite, hacerlo excesivamente hará que pierda sus propiedades protectoras y se reseque su piel.

1. Elegir un buen champú:

Lo ideal es elegir un champú que esté formulado para los perros, puesto que el PH de ellos no es igual al de los seres humanos y, por ende, no deben utilizarse al momento del baño. Además, otra recomendación es que el producto sea diluido en agua, de esta manera se reparte adecuadamente por el cuerpo del animal. Claro, si se trata de un jabón antiparasitario debe aplicarse directamente.

2. Bañar o “blanquear” al perro:

El término “blanquear” significa bañar a la mascota muy bien, dejarlo sin jabón en el cuerpo, puesto que puede ocasionarle erupciones en la piel, irritación, comezón y hasta problemas en la dermis. Si el peludo es de una raza grande lo ideal es repetir el baño las veces que sea necesario. Finalmente, es aconsejable utilizar un acondicionador para que su pelaje esté bien hidratado.

3. Secar bien al perro:

Lo primero, la humedad se elimina utilizando una toalla. Este paso se hace con sumo cuidado para evitar que el pelo se enrede o se maltrate. Otro consejo es que no debe frotarse sino presionarlo levemente para que la toalla absorba el agua excedente. Vale aclarar que la raíz debe secarse por completo y luego ir hasta las puntas de la melena. Para obtener mejores resultados vale utilizar un secador de cabello como el que utilizan en las peluquerías.