¿A qué se deben los temblores en los perros?

Las causas son variadas. Lo principal, darle cobertura médica.
<a href="https://elintransigente.com/animals/2019/10/18/a-que-se-deben-los-temblores-en-los-perros/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-18T12:57:19-03:00">octubre 18, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-18T12:57:20-03:00">octubre 18, 2019</time></a>

Quien tiene un perrito en casa habrá visto más de una vez como suelen temblar, y ante el desconocimiento lo primero que pensamos es que le puede ocurrir algo grave. Sin embargo, las causas pueden ser variadas, tanto por factores patológicos como por estímulos externos. Por ello, los veterinarios recuerdan que la mayoría de los temblores en los perros se producen en momentos puntuales si no están asociados a una sintomatología.

Si el grado de agitación se incrementa y no hay causa externa como el frío, entre otras, hay que acudir al veterinario ya que con un análisis de sangre o una exploración externa podrá determinar si hay algo grave o no en su estado de salud.

Causas no patológicas

El frío. La hipotermia es una de las principales causas de los temblores que en los perros es generalizada, es decir, les tiembla todo el cuerpo. Esto es más común en perros pequeños o en quienes no tiene suficiente pelaje o capa de grasa que los proteja del clima.

El miedo. El estrés y el miedo sin causales de los temblores que a su vez pueden ir acompañados de ladridos, aunque una vez superada la situación todo vuelve a la normalidad.

La edad. El desgaste corporal por el paso de los años también es una causa, y las razas pequeñas son más propensas a sufrirlos.

Perros enfermos

Generalmente, con el análisis de sangre es suficiente para saber qué tiene nuestra mascota y, profundizando más, un estudio neurológico dará precisiones más agudas.

Desequilibrios electrolíticos. Ya sea por un trastorno gastrointestinal o por causas naturales, la alteración de los niveles de sales minerales puede ser causal.

Hipoglucemia. La baja repentina de azúcar por exceso de ejercicio, pocos alimentos, o mala absorción de nutrientes, genera temblores.

Enfermedades virales. La más conocida de todas es el Moquillo, asociado a una sintomatología con vómitos y temblores.

Síndrome de Shaker. Un cerebelo inflamado es el responsable de esta respuesta involuntaria del sistema muscular lo que puede afectar la cabeza como el resto del cuerpo.