¿Tu perro te lame la cara? Toma en cuenta estas recomendaciones

Te explicamos cuáles son los consejos a considerar.
<a href="https://elintransigente.com/animals/2019/10/24/tu-perro-te-lame-la-cara-toma-en-cuenta-estas-recomendaciones/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-24T23:21:05-03:00">octubre 24, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-24T23:21:06-03:00">octubre 24, 2019</time></a>

¿A qué dueño no le gusta que su perro lo despierte con un cariñoso gesto de lamerle la cara? Es un secreto a voces, sí. Pero de acuerdo a los especialistas, puede ser riesgoso. Sin embargo, sugieren que se tomen algunas previsiones de modo tal que no se afecte la salud de su propietario. Así que en este artículo te explicamos por qué debes tener cuidado de sus lametones.

De acuerdo a Manuel Lázaro Rubio, vocal Colegio de Veterinarios de Madrid, enlistó las siguientes indicaciones: “El lamido es una forma de comunicación entre los perros, con una connotación marcadamente amistosa o afectiva. La realizan, por ejemplo, muy frecuentemente los cachorros con sus madres, como gesto social. Es importante resaltar que el perro es una especie muy sociable, con gestos y rituales muy evolucionados, y que tienen gran importancia y hay que permitir desarrollar”.

Asimismo, el experto insistió: “El significado, como hemos indicado es afectivo, pero también es una conducta exploratoria, ya que los perros no exploran su entorno con las manos (patas), como haría un niño, sino con la boca. Prueban texturas, sabores, temperatura, etc.; y es por ello que también lamen o muerden objetos. En cualquier caso hay sabores u olores que les resultan especialmente atractivos y así es frecuente que intenten chupar más por ejemplo la boca, las manos o los pies, y en particular el sudor”.

Ante esto, Gemma Baciero, veterinaria y especialista en comunicación científica de Royal Canin, señaló que algunas de las enfermedades que se pueden contagiar a través de la lamida de un perro se denomina hidiatidosis, se produce mediante la trasmisión de un gusano llamado Equinococcus granulosus, que se alojan en los intestinos de los animales. Además, pueden originar quistes en órganos como el hígado. Sin embargo, la experta detalló: “Aunque se trata de una patología grave, tiene fácil prevención: la desparasitación”.

Para finalizar, algunas de las recomendaciondes de los especialistas  fueron las siguientes, y que fueron plasmadas en un artículo publicado en la revista HOLA de España. “No la debemos fomentar; pero si mantenemos una higiene correcta, lavándonos posteriormente las manos y teniendo al animal al corriente de todas las vacunas y desparasitado, no tiene por qué implicar mayores problemas”.